Por.- Verónica Galicia Castro. Hace algunas semanas el gobernador del Estado de México, Eruviel Ávila visitó varios municipios de la zona oriente de la entidad. En este recorrido inauguró obras y entregó apoyos a mujeres. Si bien, la visita de tres días del mandatario mexiquense, a una de las zonas olvidadas y excluidas de la entidad, representó un voltear los ojos a este lado, valdría la pena tener  una radiografía rápida de la entidad.
Veamos lo que el Estado de México ha sido y representado durante esta última década. Aquí, sólo algunos de los temas:
1.    El Estado de México ocupa el primer lugar a nivel nacional por su número de habitantes  que en 2010 contabilizó 15 millones 175 mil 862 personas que viven en la entidad, según datos del INEGI. Cifra que representa el 13.5 % del total del país.
El Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social [CONEVAL] en su informe  2008 sobre “la evaluación de la pobreza a nivel estatal”, señala que el 48.6 % de los mexiquenses viven en pobreza patrimonial. Esto significa que 7 millones 117 mil 187 personas que viven en la entidad, no posee los ingresos económicos suficientes para  realizar los gastos necesarios en: salud, vestido, vivienda, transporte y educación.
Por otro lado, el documento Índice de Desarrollo Humano Municipal en México 2000-2005 del  Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo [PNUD], señala que el Estado de México es una de las entidades que más contribuye a la desigualdad nacional.
2.    En el Estado de México viven 7 millones 778 mil 876 mujeres. Precisamente, en esta entidad es donde se reporta el mayor número de asesinatos de mujeres. Según datos, 2 mil 881  mujeres fueron asesinadas de 2000 a 2009 en la entidad, cifras más altas que las reportadas en Ciudad Juárez, Chihuahua. Siendo Ecatepec, el municipio mexiquense con el mayor índice de casos.
A pesar del elevado número de asesinatos, el Sistema Nacional para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia contra las Mujeres, rechazó la conformación de una comisión para investigar la ola de asesinatos dolosos de mujeres en el estado.
3.    En materia de seguridad, el Estado de México tiene uno de los primeros lugares de inseguridad, su alta victimización, la elevada proporción de delitos a mano armada y una intensa percepción ciudadana de inseguridad, lo ubican en la categoría “Alta”, de acuerdo a los datos del Índice de inseguridad ciudadana y violencia [2010].
Estos tres puntos  son una parte mínima de los problemas que existen en la entidad.  Los datos y el significado que representa para los mexiquenses encienden los focos rojos, nos  plantea el reto como individuos y sociedad de avanzar en la construcción de una vida justa, digna e igualitaria.