«Cantamos porque llueve sobre el surco
y somos militantes de la Vida
y porque no podemos, ni queremos
dejar que la canción se haga cenizas.
Cantamos porque el grito no es bastante
y no es bastante el llanto, ni la bronca.
Cantamos porque creemos en la gente
y porque venceremos la derrota. »
Mario Benedetti

Se cumplen 16 años de esta radio: La Voladora. Cumplimos estos primeros 16, sabiendo que hacer radio comunitaria no vale la pena, hacer radio comunitaria vale la vida.
Estamos con estos 16 años y la gratitud infinita por el paso acompañado, por la sonrisa brindada, por la palabra empeñada como señal única de compromiso, cariño y ganas de querer hacer y construir con el otro, con los muchos que son estas realidades en diversas geografías.
Somos esta radio,  de la calle,  del barrio, la del movimiento social, la de consigna, la del disenso. La radio de la multiplicidad de voces y miradas, la de los muchos colores; la del mal gusto y mal genio. Somos, junto con estos años, la construcción colectiva, comunitaria, contestataria, combativa de la comunicación no resignada ni sumisa a la lógica de arriba.
A lo largo de estos años nos hemos demostrado que la comunicación comunitaria es posible, que la suma de sueños crea, propone, acciona, detona. Nos miramos al espejo que es la realidad, y vemos en este camino, el trabajo cercano y a distancia de quienes sin más interés que el de apoyar, han dejado parte de su ser y corazón en esta radio.
Estamos acá, en este fragmento que es la realidad, con estas ganas que nos da el sabernos acompañados. Estamos en este pedacito de mundo que desde arriba no nos han podido arrebatar. A ellos, la cínica e infame clase política, les decimos: No vamos a detenernos. No seremos los que siempre ponen todo y terminan perdiéndolo. No nos vamos a ceñir a su abyecta lógica, ni a su animosidad enferma. No estamos con ustedes, porque ustedes no nos representan. No seremos el silencio sumiso ni cómplice.
Este país nos ha mostrado el horror mismo, la inmundicia sembrada arriba, la impunidad como práctica y norma. Pero también, este país que se duele, nos ha recordado que los caminos se andan acompañados, se sueñan entre muchos, que abajo, existe la dignidad de los que luchan y apuestan por la vida. Con ellos, con quienes somos, refrendamos este compromiso de vida y lucha.
Llegamos a estos 16 años y la emoción nos llena este corazón por los que somos y fuimos; por los que en ese futuro no hecho, serán. Son 16 años y pensamos, como quien desea aprisionar la vida en un suspiro, que hacer radio comunitaria no ha valido la pena, ha valido la vida.
Hacer y ser esta radio: La Voladora…vale la vida.
Para ustedes con quienes somos, este espacio donde va su nombre sin más rúbrica que el corazón y la fuerza que nace de la posibilidad del que hace.
¡Vivos se los llevaron. Vivos los queremos!
¡Justicia para Rubén, Nadia y los miles de muertos y desaparecidos!
La Voladora Radio
16 años en abierta y franca rebeldía.
Octubre de 2016.