CHANTI OLLIN COMUNICADO

Al pueblo de México y a los pueblos del mundo que resisten y luchan.
A los medios libres, comunitarios e independientes.

En las últimas semanas, el espacio autónomo y autogestivo Chanti Ollin ha
sido objeto de un operativo mediático por parte del Excélsior. El día 30 de
junio el periódico realizó un “reportaje” en donde de manera torpe y por
demás forzada trata de vincular al espacio con grupos diversos a los que
denomina eco-extremistas, ligándonos con el grupo ITS (Individualidades
Tendiendo a lo Salvaje). El propósito del periódico es establecer
relaciones inexistentes con dicho grupo al que se le adjudica el asesinato
de un trabajador de la facultad de química en la UNAM. Claramente lo que se
busca es mediante manipulación y falsedades generar escenarios que vayan
abriendo camino a la criminalización y en nuestro caso al desalojo.

El año pasado, una semana después del desalojo del Chanti Ollin, el
periódico Milenio publicó una nota muy similar a la recién publicada por el
Excélsior. http://www.milenio.com/…/Grupos_anarcos_operan_en_Mexico-gr…. Es
sabido que son el CISEN y la SEIDO las que brindan información directa a
esos periódicos así como también se sabe de la estrategia de falsificación
de información aplicada constantemente por la prensa que trabaja con los
grupos de poder para evitar la organización de las colectividades.

A la par que el periódico Excelsior golpea intentado construir ligas
inexistentes entre el Chanti Ollin y grupos eco extremistas también se
busca meter buscapiés vía la cuestión inmobiliaria.
http://www.excelsior.com.mx/comunidad/2016/07/04/1102760.

La ciudad se encuentra en un proceso abierto de aburguesamiento o
gentrificacion, en el que se va despojando a los habitantes del centro y
sus alrededores de sus casas y predios para ir posibilitando el avance
voraz de los grandes capitales e inmobiliarias. El crecimiento de grupos
inmobiliarios como Arrendadora Mexicana se da en contubernio con los tres
niveles de gobierno, quienes les han entregado concesiones y facilidades
incluso para despojar de los espacios públicos a los habitantes de la
ciudad. La delegación Cuauhtémoc, gobernada por Ricardo Monreal es uno de
los botines más peleados por los grupos inmobiliarios. De ahí que desde
hace meses se estén dando desalojos constantes, los cuales se han dado de
formas totalmente arbitrarias e ilegales (si a estas alturas queda algo de
legitimidad en la ley), con lujo de violencia, no solo con policías
uniformados sino también con grupos de golpeadores.

El edifico recuperado por el Chanti Ollin ha sido habitado desde sus
inicios por individuos y colectivos que se han unido libremente para
experimentar la construcción de otras formas de relación social. A
diferencia de los proyectos inmobiliarios, en donde se busca la
privatización a ultranza, el Chanti Ollin es un espacio en donde se intenta
restituir lo común. A través de la creación de conocimientos y saberes,
tales como el arte, la ciencia y la espiritualidad que no obedecen a la
lógica capitalista, la cual se reproduce en sus instituciones.

Ahí donde se intenta imponer la industria médica, se va generando un saber
a partir de la medicina tradicional, ahí donde se impone la “obsolescencia
programada” nosotros apelamos a las ecotecnias o tecnologías apropiadas y
la reutilización de recursos. Ahí donde se impone el control y la industria
de los alimentos mantenemos relaciones con compañeros/campesinos, buscamos
prácticas liberadoras del trabajo asalariado a través del tequio o
intercambio justo. Parte de esa exploración esta en lo cotidiano al
transformar algunas formas de convivencia como la familia tradicional o el
uso del espacio a la manera de condominios, es decir, el Chanti Ollin no es
un edificio de departamentos individuales en el que los habitantes
defiendan el espacio como “propiedad privada” si no un territorio donde se
puedan explorar diferentes formas de colectividad.

La certeza de que es necesario transformar nuestras condiciones de vida nos
lleva a caminar junto con otros movimientos que también luchan contra las
imposiciones de la hidra capitalista. Pensando en la necesidad de
movilizarnos juntos y seguir liberando espacios convocamos a un encuentro
el próximo 17 de agosto a las 10 am en Rio Elba, esq. Melchor Ocampo #424.

Julio 2016, desde la Casa en Movimiento Chanti Ollin.