Comunicado y pliego de demandas emitido por los grupo organizados en la toma del CCH Vallejo ante la agresión de los grupos porriles.

¡Qué quede claro¡ Esto no fue casualidad, no fue un enfrentamiento entre pandillas, es una serie de ataques planeados para desestabilizar políticamente a la comunidad de plantel, llevado a cabo por el grupo porril “3 de Marzo” fungiendo el papel de instrumento de represión del Estado.
En este contexto, hace dos semanas comenzó una serie de agresiones que se fueron agudizando hasta el día 21 de septiembre, día que culminó con una meticulosa acción de violencia organizada dentro del colegio aproximadamente a las 15:00 hrs, donde el grupo porril 3 de marzo irrumpió en la explanada del plantel, solapado por las autoridades, agrediendo a su paso al grueso de la comunidad (trabajadores, profesores y estudiantes), dejando como saldo aproximadamente 50 heridos, dos de ellos lesionados con armas punzocortantes en el cual un estudiante fue intervenido quirúrgicamente ante el posible colapso de uno de sus pulmones y daño en el hígado.
Durante tres horas miembros de organizaciones políticas del plantel así como profesores y personal administrativo fueron secuestrados al interior de la dirección sin una posible salida corriendo el riesgo de ser atentada su integridad física al mismo tiempo que los compañeros heridos no podían ser atendidos medicamente.
En el transcurso del tiempo en que duraron estos ataques, fueron saqueados y destruidos los diferentes cubículos de organización política y cultural al interior del plantel. Demostrando un claro mensaje de intimidación mediante el uso de prácticas históricamente orientadas desde la cúpula dominante con la finalidad de desarticular cualquier proceso organizativo que germine entre los oprimidos.
Es ante esta situación en el que reiteramos: ¡qué quede bien claro! Esto no es pandillerismo, no es una mera coincidencia, es un acto dirigido y orquestado desde la perversidad de la hegemonía política que tanto ambicionan el poder ajeno a los intereses del pueblo.
Ante ello exigimos:
-Se garantice la expulsión de los miembros identificados del grupo porril 3 de marzo.
-Responsabilidad por parte de las autoridades universitarias de cubrir los gastos médicos de los compañeros heridos en dicha agresión.
-No represalias contra colectivos, individuos y organizaciones.
-Reparación de los daños materiales sufridos a regeneración radio.

Recuento de los daños, violencia y destrucción contra la comunicación libre

Ayer por la mañana el colectivo Regeneración Radio ceso sus labores de comunicación por una situación insostenible: los ataques porriles del grupo 3 de Marzo.

Decidimos desde tempranas horas resguardarnos en el edificio de la dirección, para proteger nuestra integridad.

Cerca de las 3 de la tarde en la explanada central uno de nuestros compañeros fue golpeado por un grupo de aproximadamente ocho porros con olor a tiner.

A su vez se estaba realizando una reunión de los colectivos y los estudiantes organizados para coordinar cuales serían las medidas de seguridad; el grupo porril comenzó a identificar a nuestros compañeros de la radio y de los demás espacios, así como a los estudiantes; comenzaron a golpear y agredir.

Inmediatamente algunos de nosotros nos resguardamos en el edificio de la dirección, cerrando puertas y ventanas.

Nos percatamos que un compañero de Regeneración Radio al igual que otro compañero del colectivo Revuelta habían sido lesionados con armas punzo cortantes. Para nosotros era imposible que recibieran atención médica por las condiciones de inseguridad que se vivían dentro del plantel.

El grupo porril comenzó a deambular por el colegio intimidando, amedrentando y golpeando a estudiantes y a cualquier persona que tuviera relación con alguno de los espacios; un compañero de la programación de Regeneración Radio también fue golpeado.

Fueron cinco horas y media que el terror en manos del grupo porril reinó en el Colegio de Ciencias y Humanidades de la UNAM, plantel Vallejo. La violencia alcanzó a estudiantes y a activistas por igual.

Durante este tiempo no dejaban de agredir y amenazar de muerte a quienes nos encontrábamos resguardados. Los ataques duraron aproximadamente tres horas.

La cabina de Regeneración Radio fue destruida y parte del equipo fue robado. Nuestro cubículo donde guardábamos las herramientas para el mantenimiento del equipo también fue robado. Al igual la mercancía la cual vendíamos para gestionar nuestro espacio. Los demás espacios de organización de igual manera fueron destruidos.

Mientras nos resguardábamos en la dirección del plantel, el 3 de marzo hacía gala de la impunidad que lo cubre, en medio de autoridades y policía de Distrito Federal actuaban sin que nadie les dijera nada.

Posteriormente el grupo porril fue desalojado de la escuela. La respuesta del movimiento social, de las organizaciones, colectivos y grupos organizados permitió que quienes nos encontrábamos en la dirección pudiéramos salir del edificio directivo.

En estos momentos nuestro espacio no puede seguir con las actividades de radio, las condiciones físicas de la cabina no lo permiten, así como el clima de violencia generada por este grupo de choque.

Nuestras exigencias hacia las tres instancias de la universidad son que se garantice la seguridad hacia la comunidad del CCH-Vallejo, permitiendo que la vida académica continúe en la cotidianidad. También exigimos que esta ola de violencia hacia los grupos y espacios organizados sea detenida. Y que se responsabilice a los agresores.

Hasta el momento lo único que se han dignado hacer las autoridades es minimizar los hechos, y criminalizar la organización que se generó a partir de los ataques porriles.

El día de ayer por la noche uno de nuestros compañeros fue ingresado a una cirugía para impedir que su pulmón derecho se colapsara. Su estado de salud es estable, sin embargo pedimos apoyo para los gastos médicos generados.

Compañeros es lamentable esta situación para nosotros. Dicen por ahí que <<Donde ellos destruyen…nosotros reconstruimos>>; les pedimos su apoyo y solidaridad para luchar y resistir por la defensa de nuestros espacios, por la defensa de la comunicación de abajo, de esta comunicación contra el poder.

DESDE EL NORTE DE LA CIUDAD DE MÉXICO
REGENERACIÓN RADIO
COMUNICACIÓN CONTRA EL PODER

De arriba, jamás llegarán la verdad y la justicia. EZLN

EJÉRCITO ZAPATISTA DE LIBERACIÓN NACIONAL.

MÉXICO.

16 de Agosto del 2015.

A la Sexta Nacional e Internacional:

Al Congreso Nacional Indígena:

A l@s de abajo en el mundo:

A quien corresponda:

Una vez más se remarca que, de arriba, no vendrán la verdad ni la justicia.

Nunca.

Jamás.

De arriba sólo hay que esperar simulación, engaño, impunidad, cinismo.

El criminal de arriba siempre tendrá absolución y recompensa.  Porque quien lo juzga es el mismo que le paga.  Son los mismo criminales y jueces.  Son cabezas venenosas de la misma Hidra.

Y ahora tenemos un nuevo ejemplo:

Como zapatistas que somos, nos hemos dado cuenta de que, gordos y contentos, han regresado a sus casas en el poblado de La Realidad, dos de los autores intelectuales del asesinato del compañero maestro Galeano.  Supuestamente estuvieron presos por el asesinato de nuestro maestro y compañero.  Sabemos ya que han sido declarados inocentes del crimen por los mismos que los financiaron y apoyan: los gobiernos federal y estatal de Chiapas.  El autodenominado “juez” Víctor Manuel Zepeda López, del ramo penal de Comitán de Domínguez, Chiapas, el día 12 de agosto de este año, sentenció que los señores Carmelino Rodríguez Jiménez y Javier López Rodríguez son inocentes, a pesar de que ellos y sus cómplices de la CIOAC-Histórica saben que son culpables de organizar el crimen.  No los únicos, pero también lo son.

A escondidas los llevaron de vuelta a La Realidad.  Les dijeron que no se mostraran mucho y fueran discretos, pero la soberbia de quien se sabe impune frente a la justicia de arriba, les suelta la lengua.  Ahí declaran, a quien quiera escucharlos, que no estuvieron presos, sino guardados en una casa donde recibían todas las atenciones y la felicitaciones del gobierno estatal de Manuel Velasco y de los líderes de la CIOAC-Histórica por el asesinato del maestro Galeano, y que les dijeron que tenían que esperar un tiempo para volver a su pueblo “y seguir con lo que quedó pendiente”.

Ahora falta que salgan a declarar a su favor sus cómplices: Pablo Salazar Mendeguchía, Luis H. Álvarez, Jaime Martínez Veloz, Juan Sabines Guerrero, Manuel Velasco, Manuel Culebro Gordillo, Vicente Fox, Felipe Calderón, Enrique Peña Nieto y Rosario Robles.  Estas personas son algunas de quienes domaron a la CIOAC-Histórica y la convirtieron en lo que es ahora: una banda paramilitar útil para el acarreo de votos y para el asesinato de luchadores sociales.

También falta que los periodistas progres los entrevisten y los presenten como víctimas del “feroz” Galeano (él solo contra más de dos decenas de criminales cioaquistas), reediten la mentira de un enfrentamiento, publiquen sus fotos amañadas, y cobren con la mano derecha el servicio prestado, vehículos con chofer incluidos, mientras en sus medios ensalzan el “gran” desarrollo del suroriental estado mexicano de Chiapas y, con la mano izquierda, celebran su “compromiso con las luchas sociales”.

Pero…

Como zapatistas que somos, miramos y escuchamos no sólo nuestra rabia, nuestro coraje, nuestro odio hacia quienes allá arriba se sienten dueños y señores de vidas y destinos, de tierras y subsuelos; y hacia quienes se venden, con sus movimientos y organizaciones, traicionando su historia y principios.

Como zapatistas que somos, también miramos y escuchamos otros dolores, otras rabias, otros odios.

Miramos y escuchamos el dolor y la rabia, hechos reclamo en los familiares de miles de desaparecid@s y asesinad@s nacionales y migrantes.

Miramos y escuchamos la tenaz búsqueda de justicia de los familiares de los niños y niñas asesinadas en la guardería ABC en Sonora.

Miramos y escuchamos la rabia que se hace digna y rebelde huelga de hambre de anarquistas pres@s en México y en otras partes de mundo.

Miramos y escuchamos la rabia en los pasos incansables de los familiares de los 47 ausentes de Ayotzinapa.

Miramos y escuchamos la rabia en el pueblo hermano Nahua de Ostula, agredido por el ejército.

Miramos y escuchamos la rabia en el pueblo hermano Ñahtó de San Francisco Xochicuautla por el despojo de sus bosques.

Miramos y escuchamos la rabia del pueblo hermano Yaqui por los presos injustamente y por el robo descarado de su territorio.

Miramos y escuchamos la rabia por la burla que es la investigación por el asesinato de Olivia Alejandra Negrete Avilés, Yesenia Atziry Quiroz Alfaro, Nadia Dominicque Vera Pérez, Mile Virginia Martin Gordillo y Rubén Espinosa Becerril, en la Ciudad de México.

Miramos y escuchamos la rabia del magisterio democrático que resiste la guerra mediática, policíaca y militar que padecen por el delito de no rendirse.

Miramos y escuchamos la indignación de quienes, en el norte revuelto y brutal, son atacados por el color de su piel y por ese color son sentenciados y condenados.

Miramos y escuchamos la rabia y el dolor por las mujeres desaparecidas, asesinadas por el delito de ser mujeres; por l@s diferentes atacad@s porque el Poder no tolera lo que se sale de su estrecho pensamiento; por la niñez que es anulada sin que siquiera alcance una cifra en las estadísticas de la macroeconomía.

Miramos y escuchamos que sólo se reciben mentiras y burlas de quienes dicen administrar la justicia y en realidad sólo administran la impunidad y fomentan el crimen.

Miramos y escuchamos en todas partes las mismas promesas de verdad y justicia, y las mismas mentiras.  Ni siquiera cambian las palabras, como que ya tienen un escrito que leen, y mal, todos los de arriba.

Ya es el tiempo en que, cuando el de abajo pregunta por qué se le ataca, la respuesta del de arriba es “por ser quien eres“.

Porque en este mundo que dolemos, el criminal está libre y el justo está preso.  Quien asesina es premiado y quien muere es calumniado.

Pero también miramos y escuchamos que cada vez son más las voces que desconfían, que no se dejan, que se rebelan.

Nosotras, nosotros, como zapatistas que somos, ni confiamos antes, ni confiamos ahora, ni confiaremos después en los de arriba, cualquiera que sea el color de su bandera, cualquiera que sea el modo de su palabra, cualquiera que sea su raza.  Si está arriba, lo está porque oprime a los de abajo.

No tiene palabra el de arriba, no tiene honor, no tiene vergüenza, no tiene dignidad.

De arriba, nunca, jamás llegarán la verdad y la justicia.

Tendremos que construirlas desde abajo.  Entonces el criminal pagará hasta que quede cabal la cuenta.

Porque lo que arriba no saben es que cada crimen impune no hace sino enardecer el odio y la rabia.

Y cada injusticia cometida no hace sino abrir el camino para que esos odio y rabia se organicen.

Y en la balanza romana de nuestros dolores, pesaremos lo que nos deben.

Y pasaremos la cuenta… y la cobraremos.

Entonces tendremos, sí, la verdad y la justicia.  No como una limosna de arriba, sino como una conquista de abajo.

La cárcel será entonces para los criminales y no para l@s just@s.

Y la vida, digna, justa y en paz, será para tod@s.

Eso, sólo eso.

Desde las montañas del Sureste Mexicano.

Subcomandante Insurgente Moisés.                Subcomandante Insurgente Galeano.

México, agosto del 2015.

“Ya no queremos políticos en Mexico”, gritan manifestantes en Montreal

Reunidos para exigir la renuncia de Peña Nieto, activistas proponen “cheranizar” el país.

Por Latitud 45 |MONTREAL, 16 agosto 2015.- Armados con pancartas y bajo la consigna de: ¡fuera los políticos! un grupo de mexicanos se reunió afuera del consulado de México en Montreal, para exigir la renuncia del presidente Enrique Peña Nieto quien, según el ex académico y activista Gilberto Lozano, representa un sistema de partidos completamente corrupto que sangra y saquea el país.
“Se acabó, ya no queremos políticos. Los políticos nada más roban, son parásitos”, afirmó el ex catedrático del Tecnológico de Monterrey, quien propone “cheranizar” el país en lugar del actual sistema político. “Cheranizar México, significa acabar con los partidos que simplemente dividen a la gente”.
Cherán es un municipio “rebelde” del estado mexicano de  Michoacán que, en aras de defender su territorio y sus bosques del crimen organizado,  canceló en 2011 las elecciones locales, al acusar a todo el cuerpo político de esta región de estar coludido con narcotraficantes  y talamontes. Tras esta anulación, los pobladores expulsaron a los partidos políticos y eligieron a sus autoridades a través de asambleas comunitarias realizadas a la vista de todos en plazas públicas.
“Llevan cuatro años de experimento (en Cherán). ¿Y que ha pasado en cuatro años?: cero asaltos, cero. Cuando todos los días había asesinatos, violaciones…”, afirma Gilberto Lozano, quien señala que desde que Peña Nieto llegó al poder, en el resto del país ha habido 44 mil asesinatos y más de 22 mil desaparecidos con nombre y apellido y los secuestros han crecido 300%. “¿Qué vamos a hacer?: derrocar el sistema político y tumbar a Peña Nieto”, aseveró.
De vista en Montreal,  Gilberto Lozano afirma que 90 familias se han apoderado de México y controlan todo, empezando por los partidos, lo que da como resultado una corrupción rampante en todos los estados y todos los niveles. Lozano lleva meses recorriendo varias ciudades dentro y fuera del país para promover el cero financiamiento a los partidos políticos en México.

11868862_10204779449989633_1028654391_n

 

Periodistas, activistas y ciudadanos marchan para exigir #JusticiaParaLxs5

México, DF., 16 de agosto de 2015.- Como parte de la Acción Global #JusticiaParaLxs5, periodistas, activistas, integrantes de la asamblea de colombianos en México y ciudadanos marcharon del Ángel de la Independencia a las instalaciones de la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal [PGJDF] para exigir justicia para el fotoperiodista, Rubén Espinosa; la activista, Nadia Vera; Yesenia Quiroz, Olivia Alejandra Negrete y Mile Virginia Martín, asesinados el pasado 31 de julio en la colonia Narvarte de esta capital.
Flanqueada por elementos de la policía de tránsito capitalina, la marcha llegó cerca de las 3 de la tarde frente a la procuraduría capitalina, ahí, los manifestantes exigieron el esclarecimiento de los hechos, así como, castigo a los culpables del multihomicidio. Además, recordaron a los periodistas asesinados.
Por su parte, integrantes de la Asamblea de Colombianxs en México Me muevo por Colombia, a través de un comunicado leído en el lugar, repudiaron la violencia contra las y los activistas políticos y los periodistas comprometidos con el trabajo ético. Así como, la crueldad con el que fueron atacadas las mujeres.
Ante el trabajo periodístico y de activismo de dos de las víctimas, y las denuncias de hostigamiento y temor expresadas por Rubén y Nadia, Me muevo por Colombia, solicitó que la línea de investigación no sea minimizada por parte de las autoridades.
Sobre las filtraciones a los medios de comunicación, lamentaron que se haya violado la custodia de la investigación, lo que ha generado desinformación en  la opinión pública, «consideramos que estas filtraciones atentan contra la obligación de todo Estado democrático de garantizar acceso a la justicia a toda la población, sean ciudadanos mexicanos o extranjeros».
Finalmente, llamaron a las autoridades mexicanas para que genere las garantías de acceso a la justicia, sin filtraciones, ni discriminación por razones de nacionalidad y con el debido respeto a las víctimas.

Inicia pinta de bardas para no olvidar

Por Verónica Galicia | Amecameca, Estado de México, 10 de agosto de 2015 .- Artistas plásticos, pertenecientes a la Escuela de Bellas Artes de Amecameca [EBAA] y el fotoperiodista, Alberto Anzaldo iniciaron la pinta de bardas en diferentes puntos del oriente del Estado de México, con el objetivo de denunciar, visibilizar y exigir justicia para Rubén Espinosa, Nadia Vera, Yesenia Quiroz, Alejandra Negrete y Mile Virginia Martín, asesinados el 31 de octubre en un departamento de la colonia Narvarte en el Distrito Federal.

La primera barda de esta acción, convocada por Alberto Anzaldo, fue la ubicada en las instalaciones de La Voladora Radio en Amecameca. Bajo el título «Si no están ellos…¿Quién nos informa?», la barda muestra el rostro de Rubén Espinosa, fotoperiodista de la revista Proceso y de la agencia CuartoOscuro quien abandonó Veracruz tras haber recibido agresiones, amenazas y hostigamiento, autoexiliándose en el Distrito federal.

«El objetivo de esta acción es denunciar el terrorismo de estado que estamos viviendo los fotoperiodistas y luchar contra el olvido. Cuando se deja de nombrar el problema se empieza a suavizar y es contra lo que tenemos que luchar», señaló Anzaldo.

Anzaldo, también pintor egresado de la EBAA, denunció que el trabajar con ética e informar de los problemas que existen en nuestro país es el motivo del asesinato contra los trabajadores de los medios, «están luchando (los fotoperiodistas) por informar sobre un estado corrupto. Un estado al que no le importa en absoluto la sociedad».

Miguel Suárez, alumno de la licenciatura en Artes Plásticas de la EBAA, señaló que las artes tienen como función comunicar, «y estamos comunicando lo que está pasando y dando una respuesta de que no nos vamos a quedar callados».

Por su parte, Luis Felipe Arriaga – el Clon Art- también estudiante, llamó a la sociedad a reflexionar sobre lo que está pasando en el país y darse cuenta que no se necesita ser fotoperiodista para ser desaparecido o asesinado, y que a cualquier persona que no esté de acuerdo le puede suceder esto.

Alfredo Valencia, integrante de La Voladora Radio y alumno de la carrera de Artes Plásticas, mencionó que la comunicación visual es importante, «las imágenes hacen visible aquello que es invisible».

Anzaldo llamó a la participación colectiva para esta acción, así como, al apoyo solidario para darle continuidad, «desde prestar su barda, donar pintura negra, roja, pinceles». Invitó a todas las personas a sumarse a la próxima pinta, el día de mañana, en San Rafael, Tlalmanalco.

 

 

 

Niñas, niños y mujeres indígenas tseltales de Banavil retornan temporalmente a sus casas sin garantías de protección a sus Derechos

Chiapas, 4 de agosto de 2015.- Las familias indígenas tseltales desplazadas forzadamente del paraje Banavil, municipio de Tenejapa, Chiapas, entre las que se encuentran 6 niñas y 3 niños, han decidido retornar temporalmente a sus casas sin que el Estado mexicano garantice las condiciones mínimas de seguridad.
Desde diciembre de 2011 viven en la periferia de la ciudad de San Cristóbal de las Casas, a consecuencia de un ataque armado por parte de un grupo de integrantes del Partido Revolucionario Institucional, el cual causó la muerte de Pedro Méndez López, lesiones a seis personas más, detenciones arbitrarias, y la desaparición forzada de Alonso López Luna. Además, Antonia López Méndez, de 11 años, falleció en febrero de este año, como resultado de las condiciones de vulnerabilidad en las que viven actualmente las familias desplazadas.
Ante la precariedad y pese a las amenazas del grupo agresor, decidieron retornar de manera provisional durante 15 días, para limpiar siete fracciones de parcelas, delinear colindancias y arreglar sus casas que se encuentran saqueadas y destruidas, en un ejercicio de sus derechos al libre tránsito, a la propiedad, al uso de sus tierras, y al aprovechamiento de los recursos naturales que en ellas se encuentran.
Hasta la fecha el gobierno del estado de Chiapas ha mostrado su falta de voluntad en la aplicación de los Principios Rectores de los Desplazamientos Internos de las Naciones Unidas, relacionados con la prevención de estos hechos, el acceso a la justicia y a la reparación de los daños. Además resulta preocupante que durante el retorno tampoco fuera capaz de garantizar la integridad, la seguridad personal y la vida de las familias desplazadas, así como de las organizaciones de derechos humanos nacionales e internacionales que las acompañan.
Frente a esta situación, demandamos urgentemente al Estado Mexicano:
Adoptar todas las medidas necesarias para garantizar la supervivencia, el desarrollo y la salud física, psicológica de las niñas, niños de la comunidad de Banavil y sus familias, en su tránsito y retorno temporal; así como su derecho a la educación en cuanto inicie el ciclo escolar.
Tome medidas urgentes para proteger a niñas, niños y jóvenes cuyas familias y comunidades se encuentran en condiciones de desplazamiento forzado o en disputa por conflictos agrarios, políticos, económicos, religiosos o de cualquier otra índole, garantizando el pleno respeto a sus Derechos y velando siempre por su interés superior.
Sancione a los responsables de los hechos de desplazamiento forzado y de las demás violaciones a los derechos humanos, así como realizar todas las gestiones necesarias para asegurar que éstas no se repitan.
Adopte todas las medidas pertinentes para hacer efectivo el retorno lo más pronto posible a sus hogares de las y los desplazados forzadamente que viven en situación de vulnerabilidad en la ciudad de San Cristóbal de Las Casas, sin acceso a servicios de salud ni educación, ni opciones de vivienda y trabajo dignas.

Atentamente,

Melel Xojobal, AC

Hoy lo que hacemos es la lucha

Por Verónica Galicia | La Voladora Radio. Amanece irrenunciablemente. Amanece como es costumbre y el movimiento al interior de la Normal Rural empieza. Los jóvenes que se encuentran ahí, salen de sus dormitorios, con vaso en mano, se dirigen al comedor a desayunar. Inicia un nuevo día en el calendario marcado por la espera. Han transcurrido diez largos meses desde los hechos ocurridos el 26 y 27 de septiembre de 2014, que dejaron como resultado la desaparición de 43 estudiantes de la Normal Rural «Raúl Isidro Burgos» de Ayotzinapa.
En la cancha central de la escuela permanecen los 43 pupitres con las fotografías, nombres, recuerdos, pero sobre todo, la esperanza de que aparezcan pronto. Un altar se aposta frente a la hilera de bancas. Ahí, en ese lugar, los padres y madres se acercan, limpian el lugar ausente de sus hijos. Rezan, lloran, comparten. El espacio se encuentra rodeada por la solidaridad que ha llegado hasta ahí: mantas, lonas, dibujos, palabras de apoyo y fraternidad se mezclan para no permitir el olvido ni la impunidad.
El proyecto de las escuelas normales rurales tiene su inicio después de la Revolución Mexicana de 1910. Fundada el 2 de marzo de 1926 en el centro de la ciudad de Tixtla de Guerrero,  la Normal Rural  tuvo como primer director a Rodolfo A. Bonilla, quien fue el encargado de llevar el proyecto de la Normal a esa ciudad. Ya en la década de los 30’s, la escuela es trasladada a Ayotzinapa donde alumnos, profesores y Raúl Isidro Burgos construyen el edificio central, en el espacio donado por los dueños de la hacienda San Juan Ayotzinapa, con la clara encomienda de tener un lugar digno donde los hijos de campesinos e indígenas tuvieran la oportunidad de poder estudiar y concluir sus estudios superiores.
El propósito de este tipo de escuelas, además de formar a los futuros maestros, es la enseñanza para trabajar y cultivar el campo. Habilidades que servirán a los jóvenes mentores al momento de viajar a las comunidades donde van a trabajar. El proyecto de las normales rurales es reconocer el contexto en el cual se desarrollarán los maestros, que son las zonas más marginadas.
«Antes la educación en el país era desigual. Casi un 80% de la población vivía en el campo, el otro 20% restante en zonas urbanas o semiurbanas, lo que contrastaba con la educación que se daba en estas zonas. Respondiendo a esos problemas es que se van forjando los proyectos de las escuelas normales rurales: primero, siendo misiones culturales; después, centrales regionales campesinas, y posteriormente, dando paso a las normales rurales», señala Carlos Martínez, integrante del Comité Ejecutivo Estudiantil de Ayotzinapa.
Desde su creación la Normal Rural de Ayotzinapa ha sufrido la embestida del Estado y su intención de desaparecer este tipo de escuelas. En un principio se crearon 35 escuelas Normales Rurales aglutinadas en la Federación de Estudiantes Campesinos Socialistas [FECSO], fundada en 1935. Después del movimiento estudiantil de 1968 más de la mitad de las Normales Rurales desaparecieron. Actualmente existen 16 Normales Rurales en todo el país.
Hoy lo que hacemos es la lucha
Es la víspera del día de San Santiago, la tarde se torna calurosa. Los que nos encontramos ahí, nos reunimos en la cancha central para la celebración. Se ha levantado un altar en honor a San Santiago, ha tocado a los padres y madres de los 43 recibirle. Empiezan a llegar personas de la comunidad, se escucha el estruendo de cohetes e inicia la celebración litúrgica. Al concluir el rosario, se sirve la comida que han preparado, pozole.
Después de la compartición, integrantes de medios libres de México y América Latina que acudimos a la convocatoria del Encuentro de Medios Libres, nos preparamos para hablar con algunos integrantes del Comité de Padres de Familia de los 43. La lluvia y el granizo nos complican el trabajo. Nos dirigimos al comedor, atrás se encuentra una lona enorme con el rostro y nombre los 43 estudiantes. Los padres se sientan frente a ella; mientras nosotros, los medios libres tratamos de coordinarnos para la entrevista.
La vida es otra… Son diez meses de la desaparición de los jóvenes estudiantes. 300 días en los que padres y madres de los 43, de manera irrenunciable y ejemplar, han luchado por la aparición con vida de sus hijos. Encabezando marchas, compartiendo sus historias en otras geografías, exigiendo la apertura de los cuarteles militares, resistiendo la avalancha mediática y enfrentando, muchas veces, la respuesta represiva del gobierno. Los padres y madres no han dado tregua al tiempo ni al gobierno. Sin lugar a dudas, la vida es otra.
«Hemos perdido todo. Nuestra nueva casa es la Normal […] Nuestra vida es diferente. Hoy lo que hacemos es la lucha. Andamos en la calle  gritando y exigiendo al Estado que haga justicia e investigue y castigue a los responsables. A diez meses ya no somos los mismos», cuenta don Melitón Ortega, presidente del Comité de los padres de familia de los 43 y tío de Mauricio Ortega, estudiante desaparecido. Don Melitón se encuentra acompañado de don Bernabé Abrajan, padre de Adán Abrajan de la Cruz; Margarito Guerrero Tecoapa, padre de Jhosivani Guerrero de la Cruz; y Manuel Olivares Hernández, integrante de una organización civil de derechos humanos en Guerrero.
Don Bernabé Abrajan, don Berna como le dicen sus compañeros, habla de la esperanza y la lucha, ambas se le reflejan en el rostro y las palabras. «Nosotros no pensábamos que esto iba a pasar. Hay la esperanza de que vamos a encontrar a los 43 estudiantes. Vamos a seguir luchando», nos dice con la serenidad y contundencia de un hombre de campo como él.
Desde el 26 de septiembre, la encomienda de la Normal Rural como oportunidad y posibilidad para estudiar y concluir estudios superiores quedó trastocada con la desaparición forzada de 43 de sus integrantes. De esa fecha y hasta ahora, la solidaridad nacional e internacional acompaña el paso de los padres y madres. El ¡No están solos! ha retumbado en plazas, pueblos, ciudades de todas las geografías. Ayotzinapa ha globalizado el dolor, la rabia, la exigencia de justicia y castigo a los culpables, pero sobre todo, la esperanza.
El llamado de los padres, desde la tierra de Lucio Cabañas y Genaro Vázquez, es no permitir que el movimiento quede en el olvido. Además de continuar con la presencia en las actividades de las acciones globales. Nada menos, el 31 de julio iniciarán dos caravanas – norte y sur – por diferentes estados del país con el objetivo de buscar y construir alianzas con otras organizaciones como parte del plan de la Convención Nacional.
Lo que pasó con los estudiantes de Ayotzinapa, no es un caso aislado ni único en un país que cuenta por miles a sus desaparecidos: 25 mil personas. Cifra que no especifica cuantas de esas desapariciones son forzadas.  A decir de los integrantes del Comité de padres, el objetivo del Estado es sembrar terror en la familia, los jóvenes, en las organizaciones para que no salgan a protestar y denunciar los hechos del gobierno.
Después de la lluvia, el frío cala. La noche empieza a caer y con ella la sentencia de los padres: «Quisieron callar a los jóvenes. Hoy estamos con más fuerza». Arriba, las estrellas palpitan en medio del manto límpido que cubre a la Normal…y la vida sigue siendo otra.

Escucha el  audio de la plática con el Comité Ejecutivo Estudiantil de Ayotzinapa

http://podcast.lavoladora.net/2015/07/27/conferencia-con-integrantes-del-comite-estudiantil-de-ayotzinapa/

Escucha el audio de la entrevista con integrantes del Comité de Padres de Familia de los 43 http://podcast.lavoladora.net/2015/07/27/entrevista-con-integrantes-del-comite-de-padres-de-familia-de-los-43/

Segundo Nivel Escuela Zapatista

EJÉRCITO ZAPATISTA DE LIBERACIÓN NACIONAL.

MÉXICO

27 de Julio del 2015.

A la Sexta nacional e internacional:

A l@s exalumn@s de la Escuelita Zapatista:

Compas:

Pues ya se acerca la fecha de lo que será el segundo nivel (sólo para quienes aprobaron el primero) de la Escuelita Zapatista.

Como habíamos anunciado antes, las fechas son 31 de julio, 1 y 2 de agosto del 2015.

No, no se apuren.  No se trata de venir a tierras zapatistas.  Más bien se trata de no llegar hasta acá, al menos no para la escuelita.  El segundo nivel será universal fuera de tierras zapatistas.

Les explicamos:

Pues como ya lo hemos dicho, vemos que la situación económica está difícil.  Bueno, no sólo la económica, la represión gubernamental en contra de los pueblos originarios Yaquis (en Sonora) y Nahuas (en Santa María Ostula, Michoacán, y en Ayotitlán, Jalisco), y del magisterio democrático (en Oaxaca primero, después será en las otras entidades) nos recuerdan a todas y todos que los de arriba no tienen palabra y que el traicionar es ya parte de su modo de hacer política.

En lo económico, pues lo sabemos que no es fácil conseguir plata para ir tirando en el día a día, mucho menos para viajar seguido y estar varios días acá.

Bien lo sabemos nosotras, nosotros, zapatistas, que si decimos que vengan a la escuelita a seguir aprendiendo a mirarnos, pues habrá quien sí puede.

Pero la mayoría de quienes sí aprobaron el primer nivel son compas que no tienen la paga y/o tienen que cumplir con sus deberes de la chamba en las geografías en las que luchan.  O sea que como quien dice, no pueden estar viniendo cada tanto.  No porque no quieran, sino porque no pueden.  Hay quienes ya hicieron todo lo que pudieron para llegar hasta acá para el semillero de mayo pasado, y pues está muy difícil que puedan venir de nuevo en este año.

No se trata de que la escuelita sea sólo para quienes no tienen problemas de calendario ni de paga para viajar.  Lo que nosotras, nosotros, zapatistas, queremos, es que nuestr@s compas de la Sexta nos vean directamente, nos miren y nos escuchen, y, como debe ser, tomen lo que crean que les puede servir y dejen a un lado lo que crean que no les sirve o les estorba.

Como tomamos en cuenta todas esas cosas, pues tenemos que pensar cómo hacerle para seguir hablando con ustedes y aprendernos mutuamente.

Entonces hemos organizado los siguientes niveles (del 2 al 6) de modo que no tengan que venir a cada rato, sino digamos una vez por año.  Claro, avisándoles con tiempo cuando es que hay posibilidad de que les recibamos por acá.

Así las cosas, les avisamos que para el Segundo Nivel no hay clases en territorio zapatista.  Claro, si quieren venir a la fiesta de los caracoles, pues bien.  Pero no tienen que venir a clase, pues.

Pero sí va a haber clase y, por supuesto, examen.

Vamos a hacer así:

1.- Quienes hayan aprobado el primer nivel, a partir del día 30-31 de julio y 1 de agosto de este año del 2015, recibirán un correo electrónico (si es que lo tienen, y si no, pues se le mandará a quien los contactó para el primer nivel).  En ese correo electrónico irá una dirección electrónica donde estará alojado un video.  En ese video, un grupo de maestros y maestras zapatistas especiales, explicarán lo que explicarán.  Para poder ver ese video, necesitarán una contraseña o un password, como se dice, esa contraseña vendrá en el mismo correo que reciban.

Bueno, el video no es fuerza verlo individualmente.  Se pueden juntar colectivos, grupos u organizaciones para verlo.  Pueden hacerlo en los locales de los Equipos de Apoyo de Comisión Sexta del EZLN que hay en varias partes de México, o en los locales de grupos y colectivos y organizaciones de la Sexta en el mundo.

Hasta ahí no hay problema.  Sea individualmente o sea en colectivo, usted ve y escucha a nuestras compañeras y compañeros decirles algo, explicarles una parte de la genealogía de la lucha zapatista.  Porque ustedes ya escucharon, vieron y hasta convivieron con bases de apoyo zapatistas, con sus Votanes, con sus familias.  Pero eso es sólo una parte de la lucha por la libertad según el zapatismo.  Faltan más partes.

Es como si sólo les hubiéramos dado una parte del rompecabezas.  O sea que, como quien dice, falta lo que falta.

También tiene usted que estudiar el capítulo I del libro “El Pensamiento Crítico frente a la Hidra Capitalista”, los apartados titulados: “Algo de lo que ha cambiado”; “Hacia una Genealogía de la lucha de las Zapatistas”; y “Apuntes de Resistencia y Rebeldía”.  Si no tiene el libro, no se preocupe porque esas partes están ya en la página de Enlace Zapatista, pero más mejor que consiga el libro porque ahí está como quien dice la idea íntegra.

2.- Después de ver, escuchar y estudiar lo que dicen las compañeras y compañeros en el video y de estudiar esos apartados del libro, usted INDIVIDUALMENTE va a escribir 6 preguntas.  No más, no menos.  Seis preguntas sobre lo que usted escuchó y miró en el video.  Esas 6 preguntas las va a mandar usted a una dirección que va a venir en el correo que reciba.  La fecha para mandar es cualquier día y hora después del 3 de agosto del 2015 y hasta el día 3 de octubre del 2015 inclusive.

3.- Las preguntas no se le responderán individualmente, sino en colectivo.  Es decir, acá vamos a juntar las preguntas y vamos a hacer escritos, videos, grabaciones donde se responden esas preguntas.  Cuando usted lea un texto de la comandancia o escuche una grabación de l@s votanes, sabrá que están respondiendo su pregunta.  Si no, no desesperar, quiere decir que habrá otra palabra donde se le responderá.  No habrá respuestas individuales, sino generales y colectivas.

4.- Las preguntas son importantes.  Como es nuestro modo zapatista, son más importantes que las respuestas.  O sea que son las preguntas que haga, las que se van a evaluar para decidir si usted pasa al tercer nivel.

5.- O sea que como quien dice, se trata de que usted se dé cuenta de que lo que les interesa a l@s zapatistas no son las certezas, sino las dudas.  Porque pensamos que las certezas inmovilizan, o sea que un@ queda tranquil@, content@, sentad@ y no se mueve, como que ya llegó o ya supo.  En cambio las dudas, las preguntas hacen que un@ se mueva, que busque, que no esté tranquil@, que esté como inconforme, como que no le pasa el día o la noche.  Y las luchas de abajo y a la izquierda, compas, nacen de las inconformidades, de las dudas, de la intranquilidad.  Si un@ se conforma es porque está esperando que le digan qué hacer o ya le dijeron qué hacer.  Si un@ está inconforme, está buscando qué hacer.

6.- Entonces pues de una vez le decimos qué es lo que se va a evaluar para pasar a tercer nivel: las 6 preguntas que usted, individualmente, haga.  Eso es lo que valorarán l@s votanes para ver si lo ponen en la lista que dice “Pasan a tercer nivel”.

Pues es todo lo que les avisamos ahora compas.  Como quiera, con todo y la escuelita, tenemos que seguir apoyándonos mutuamente y apoyando a quienes luchan por verdad y justicia, como el pueblo Nahua de Ostula que demanda justicia por el ataque que sufrió y en el que fue asesinado por el ejército federal, el niño EDILBERTO REYES GARCÍA; como el del pueblo Nahua de Ayotitlán, atacado por guardias blancas y policías al servicio de la trasnacional minera Ternium; como los familiares de los 47 ausentes de Ayotzinapa; como los familiares de l@s niñ@s de la Guardería ABC (que no porque no salga la noticia es que ya no luchan por justicia); como los familiares de pres@s y desaparecid@s polític@s en todo el mundo; como el magisterio rebelde; como la Grecia de abajo y a la izquierda que no se tragó el cuento del referéndum; como l@s pres@s que siguen desafiando al Poder y al Estado aún detrás de las rejas; como quienes lo desafían en las calles y en los campos de todas las geografías; como los pueblos originarios que se mantienen en la defensa de la Madre Tierra; como quienes no se venden, no claudican y no se rinden.

Porque la resistencia y la rebeldía son las que rompen las geografías y los calendarios de arriba.  Porque cuando allá arriba predican la derrota, el desánimo y la claudicación, hay siempre unoa, una, uno que dice “NO”.  Porque, miren lo que son las cosas, en las raíces de la libertad siempre hay un “NO” que se aferra a la tierra, de ella se nutre y con ella crece.

Sale pues.  Y no olvidemos ni el hoy ni el ayer, así recordaremos mañana lo pendiente.

Subcomandante Insurgente Moisés.                    Subcomandante Insurgente Galeano.

Director de la escuelita.                                         Conserje de la Escuelita.

México, Julio del 2015.

Equis denuncia el allanamiento y robo de sus instalaciones

México D.F., a 27 de julio de 2015

Equis Justicia para las Mujeres denunciamos el allanamiento y robo de nuestras instalaciones entre los días 24 y 25 de julio, durante los cuales fueron sustraídas computadoras con información sensible y estratégica sobre nuestro trabajo, así como de integrantes de la organización. Fueron revisados profusamente archiveros y escritorios, y fueron saqueadas nuestras cuentas bancarias. Este hecho pone en situación de grave riesgo a nuestro equipo e impide el desempeño de nuestro trabajo como defensoras de los derechos humanos.

En Equis Justicia para las Mujeres trabajamos por los derechos de las mujeres a través del acceso a la justicia, incluyendo la respuesta judicial y la reparación del daño, buscamos generar cambios estructurales y transformadores en políticas públicas e instituciones judiciales.

A través de la transparencia judicial examinamos sentencias judiciales, investigamos sobre el estado del acceso a la justicia para mujeres en reclusión por delitos de drogas, el funcionamiento en Centros de Justicia para las Mujeres y las Unidades de Género del Poder Judicial.

Tras el allanamiento de nuestras instalaciones estamos procediendo en la vía legal para denunciar los hechos con las autoridades correspondientes. No descartamos ninguna causa posible del ataque, sea delincuencia común o un ataque derivado de nuestro trabajo de defensa y promoción de los derechos humanos de las mujeres, que se inscribe en un marco generalizado de agresiones contra organizaciones defensoras de derechos humanos en México. Exigimos a las autoridades realizar una investigación diligente y efectiva que permita conocer el motivo del allanamiento y garantizar la seguridad de nuestra organización.

Exigimos a las autoridades realizar una investigación diligente y efectiva que permita conocer el motivo del allanamiento y garantizar la seguridad de nuestra organización.

Equis Justicia para las Mujeres

Tels. +52(55) 5264 8217 y +52(55) 5264 1470

http://equis.org.mx/

equis@equis.org.mx