A DOS AÑOS DE AYOTZINAPA, LA BATALLA QUE SE VIENE: “QUE INICIE LA TORMENTA” POR LUIS FERNANDO SOTELO SAMBRANO

*El siguiente material llegó de manera anónima a la redacción de este medio. Agradecemos su difusión.

AVISO #n
Año 1999, Ciudad de México, Huelga de la UNAM

contra las reformas neoliberales impulsadas por el

Banco Mundial, en defensa de la educación pública,

toma de las instalaciones de la Universidad, marchas

y manifestaciones durante más de nueve meses.

26 de septiembre de 2014, Iguala, Guerrero, estudiantes de la Normal Rural de Ayotzinapa fueron atacados por los aparatos policiacos de distintos niveles del Estado mexicano, saldo: tres estudiantes asesinados y cuarenta y tres desaparecidos.
Dos años después… la versión oficial, llamada por el gobierno federal “verdad histórica”, afirma que los estudiantes detenidos por la policía fueron entregados a grupos “criminales” y éstos los quemaron y tiraron sus restos a un río; mientras el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI)¹  afirma que esta versión es inverosímil y en su último informe del 30 de abril de 2016 recomiendan: “Investigar a funcionarios por presunta obstrucción de información en el caso” y “cambiar la versión pública del caso como una “verdad histórica”, y agregar otros motivos por los cuales los estudiantes fueron atacados.” ²

AVISO #n
Cancún, años 2001 y 2003, protestas masivas contra el

Foro Económico Mundial y la Organización Mundial

del Comercio, primeras experiencias en México de la

táctica <<bloque negro>>.
2-intento

El acto terrorista de la “noche de Iguala” y la forma en como el Estado lo manejó dejó en evidencia la profunda simbiosis entre crimen organizado y gobierno mexicano en sus distintos niveles: federal, estatal y municipal. Es evidente, por lo tanto, que el Estado mexicano es un <<Estado-narco-terrorista>> y estamos de acuerdo con lo que observa el CNI y el EZLN, en “Parte de guerra y resistencia #44”: “buscar la verdad en medio de la pudrición del poder es esculcar en lo peor de este país, en el cinismo y la perversión de la clase política.” En síntesis, del Estado nunca provendrá la justicia ni la verdad.

AVISO #n
Guadalajara, año 2004, jornada de protestas contra la III

Cumbre América Latina, El Caribe y Unión Europea,

fuertes enfrentamientos contra la policía, ataques a

bancos y empresas, crecimiento y difusión del

movimiento libertario.

3

No son pocos los que estamos convencidos, y sabemos por experiencia propia, que no se puede esperar obtener justicia del <<Estado-narco-terrorista>> mexicano, porque en el Estado están los criminales, asesinos, ladrones, saqueadores, que han dañado a gran parte de la población de México en los últimos años, siglos. Los distintos niveles de gobierno, la “clase política”, las instituciones punitivas como el ejército, la marina y la policía, hacen uso de la <<violencia legítima>> para operar ilegalmente el narcotráfico, las ejecuciones extrajudiciales, el desplazamiento, los secuestros y torturas, las desapariciones forzadas de los cuarenta y tres normalistas, el encarcelamiento de nuestro compañero LUIS FERNANDO SOTELO SAMBRANO y de todos los presos políticos de este país.

AVISO #n
Ciudad de México, 2 de octubre de 2004, destrozos

masivos a empresas transnacionales, bancos, patrullas,

enfrentamientos callejeros con la policía.

4

Algunos de los casos de terrorismo de Estado impunes hasta la fecha son: 2 de octubre de 1968; 10 de junio de 1971; 28 de junio de 1995: 22 de diciembre de 1997; 3 y 4 de mayo de 2006; 27 de abril de 2010; 26 de octubre de 2011; 13 de noviembre de 2011; 26 de septiembre de 2014, 26 de junio de 2016. No somos pocos los convencidos de que estos casos obtendrán justicia, y que vendrá de los pueblos organizados, porque todos los asesinados por el Estado mexicano no están muertos “caminan delante de nosotros mostrándonos el camino”.

AVISO #n
Oaxaca, año 2006, barricadas por toda la ciudad,

múltiples experiencias de autogestión y autonomía,

confluencia de grupos anarquistas, socialistas y

comunistas.

5

Mientras la clase política mexicana juega con su circo electoral, monta un espectáculo aburrido con sus congresistas, producen telenovelas que presenta en los mass media, al mismo tiempo, en distintos rincones olvidados, decenas de pueblos, organizaciones, familias, individuxs, buscan, con sus rebeliones cotidianas, construir autonomía, autogestión, autogobiernos, sus actos y sus formas hablan por ellos, no hay demagogia, en cada ocasión que les es óptima salen a las calles, ocupan las plazas, toman los transportes, modifican la rutina, alteran el status quo.

AVISO #n
Primero de diciembre de 2012, miles de manifestantes

en las calles de todo el país, enfrentamientos con la policía

en distintos puntos de la Ciudad de México:

Congreso de la Unión, Eje Central, Bellas Artes,

Reforma, Zócalo.

6

 

¡Que la clase política no tenga duda! Aquí estamos, como hace más de 500 años, seguimos en resistencia y construyendo utopías, dando forma a nuestros sueños, como hicieron nuestros más viejos abuelos, encaramos la adversidad y la violencia del Estado con nuestros cuerpos, nuestras ideas, nuestras rebeliones. Sabemos que no se puede desaparecer por decreto la explotación capitalista, las instituciones de dominación y sus cuerpos punitivos, por eso, en nuestra vida cotidiana nos movemos en el ámbito de su hipócrita y nefasta “legalidad”, de sus instituciones, trabajamos al lado del obrero, asistimos a la universidad como estudiantes y somos profesores, laboramos con los campesinos, mineros.

AVISO #n
Octubre-diciembre de 2014 jornadas de lucha por la

presentación con vida de los 43 estudiantes detenidos-

desparecidos de Ayotzinapa: tomas de universidades y

escuelas, manifestaciones masivas en todo el país,

liberación de casetas de cuota en distintas carreteras,

toma de instalaciones de radio y televisión,

enfrentamientos callejeros con la policía en distintas ciudades,

tomas de alcaldías en Guerrero.

7

Pero también, que la clase política y sus súbditos no se engañen, construimos nuestros autogobiernos, organizaciones autónomas, colectivizamos la tierra, sembramos huertos urbanos, okupamos casas abandonadas, hacemos trabajo político en los barrios, fábricas, escuelas, comunidades, vamos hacer tekio a nuestros pueblos, nos vinculamos con organizaciones en todo el mundo, hacemos la vida cotidiana a “contrapelo” fuera de la legalidad del Estado. De vez en cuando, también, atacamos a sus cuerpos punitivos, sus edificios emblemáticos, sus empresas nacionales y transnacionales, sus cadenas de supermercados, quemamos sus sembradíos transgénicos, recuperamos nuestras tierras, hacemos usos de todos los mecanismos y tácticas posibles para mermar y destruir, paulatinamente, la dominación que impone el <<Estado-narco-terrorista>> mexicano.

A principios del siglo XX Ricardo Flores Magón fue perseguido y atacado por la dictadura de Díaz y después por el gobierno de Madero, exiliado en Estados Unidos fue encarcelado por sus ideales anarquistas, murió en 1922 en su celda. El 23 de mayo de 1962 Rubén Jaramillo fue asesinado por el ejército mexicano, después de haber firmado una amnistía con el gobierno, Jaramillo participó en el Ejercito Libertador del Sur con Zapata. En 2009 Ignacio del Valle fue condenado a 112 años de prisión por defender sus tierras. El 26 de octubre de 2011 paramilitares asesinaron a nuestro compañero Carlos Sinuhe Cuevas y el 13 de noviembre de ese mismo año a nuestra compañera Juventina Villa. El 5 de noviembre de 2014 detienen a nuestro compañero Luis Fernando Sotelo Sambrano, lo sentencian a 33 años de cárcel y una multa de más de 8 millones de pesos.

AVISO #n
Antes no nos detuvieron, nunca les hemos tenido miedo,

jamás podrán vencernos, siempre seguiremos

construyendo utopías. Por la libertad de Luis Fernando

Sotelo Sambrano, hoy como ayer, que siga la batalla.

  Atentamente:
ESTAMOS EN TODOS LADOS.
SOMOS SUS MÁS TERRORIFICAS PESADILLAS.
NO SOMOS NADIE.

¹ El GIEI se formó el 14 de noviembre de 2014, por iniciativa de los padres de familia de los 43 normalistas en acuerdo con la Comisión Nacional de Derechos Humanos y el Estado mexicano, en  el Grupo participaron expertos en materia de desaparición forzada de distintos países: España, Colombia, Chile y Guatemala.
² El GIEI terminó sus funciones en mayo de 2016 y se retiró haciendo 20 recomendaciones al Estado mexicano, se puede consultar la versión completa en:  www.centroprodh.org.mx/giei/p=150

“Ya cayó el de rojo”, Investigación sobre el asesinato de Yalid Jiménez en Nochixtlán

INVESTIGACIÓN SOBRE EL ASESINATO DE YALID JIMÉNEZ EL PASADO 19 DE JUNIO EN NOCHIXTLÁN OAXACA, MÉXICO. por Medios Libres

Recientemente salió a la luz con Ciro Gómez Leiva,  un vídeo capturado el pasado 19 de junio, sobre los hechos ocurridos en Asunción Nochixtlán Oaxaca;  en  el video se  aprecia a policías estatales disparando hacia los manifestantes. Quien aparece en dicho video, está plenamente identificado; se trata del coordinador de proyectos y despliegue de la policía estatal de Oaxaca, José Luis Lazo Sánchez, pero junto a él, (como se aprecia en la fotografía tomada desde el lugar donde fue herido de muerte Yalid), se encuentran elementos de la Gendarmería apuntando sus armas largas.  Desde este lugar dieron muerte a 3 personas las  cuales “cayeron” una al lado de la  otra, entre ellas,  Yalid Jiménez.
yalid-jimenez-enfrentamiento-nochixtlan-oaxaca_milima20160620_0366_11

lugar-donde-murio-yalid
En el video se pueden escuchar algunas de  las expresiones utilizadas por la Policía Estatal mientras le disparaba a la población civil,   una de estas expresiones citaba “AL DE ROJO”, segundos después,  nuevamente se escucha la voz de un policía diciendo “YA CAYÓ EL DE ROJO EH”. Ese día, Yalid Jiménez, (el de rojo), así como miles de habitantes de toda la región mixteca, acudieron a apoyar la lucha magisterial popular. Yalid, así como decenas  de pobladores de la región,   era uno de los que ayudada en el resguardo y cuidado de los heridos. Fue a las 11:25 del 19 de junio, cuando después de las detonaciones de armas automáticas de la policía Estatal, cayeron heridos Jesús Cadena Sánchez y Anselmo Cruz Aquino.  Yalid (el de rojo),   quien se encontraba frente a los hechos, acudió a auxiliar a los dos pobladores  que sucumbieron ante las balas , segundos después, él mismo  fue alcanzado por la metralla  causándole  heridas mortales. Debido a que la policía estatal continuaba disparando en contra de quienes se encontraban en el lugar, no fue posible auxiliarlo inmediatamente,  sin  embargo,  al ver que la ráfaga no daba tregua, algunos hombres arriesgaron la  vida y corrieron entre  los zumbidos de las balas para sacar al herido del  lugar; fueron 5 minutos los que “el de rojo” permaneció tirado. Las palabras de quienes lo auxiliaron le pedían “AGUANTA CARNALITO, AGUANTA” “NO TE DUERMAS” ,  él solo balbuceaba pidiendo ayuda.

Así como Yalid, ese día, muchas personas que auxiliaron a los heridos, fueron también muertos o heridos. Yalid Jiménez (el de rojo), servía a su comunidad, tenía el cargo de Regidor de Salud en Santa María Apazco, un municipio regido por usos y costumbres cercano a Nochixtlán,  sus vecinos lo eligieron por su trabajo comunitario y por su solidaridad para con la comunidad, esa misma solidaridad lo llevo aquel día a Nochixtlán, esa misma solidaridad lo llevo a auxiliar a los heridos, donde fue alcanzado por las balas de las fuerzas policiales

A casi 3 meses de estos hechos, y a pesar de las distintas pruebas contundentes que evidencian lo ocurrido en Nochixtlan , no hay una sola persona procesada por estos hechos, ni siquiera se han hecho las diligencias de manera profesional en este lugar. “El de rojo”, quien el 19 de junio  fue un blanco para la policía, así como las otras 10 víctimas fatales y una centena de heridos más , siguen esperando que las instituciones que se supone deben impartir justicia,  hagan lo correspondiente, que los autores materiales e intelectuales respondan  por lo ocurrido el 19 de junio , que la masacre de Nochixtlán no quede impune …. Que la “verdad histórica”,  no se repita una vez más…..

 

RECONSTRUCCION DE HECHOS EN BASE A METADATOS FOTOGRÁFICOS

11:20:14 a.m. Se ve a un elemento policial documentando con su teléfono celular los acontecimientos en ese momento.

1

11:20:47 a.m. Se ve al policía estatal de Oaxaca, José Luis Lazo Sánchez, junto a otros tres policías, el elemento de la parte inferior claramente se ve que está documentando con su teléfono celular, este es el momento exacto en que sucede lo que se ve en el vídeo que publicó el periodista Ciro Gómez cuando se escucha la voz diciendo “PATRÓN, USTEDES SON DEL ESTADO VERDAD”, entonces con estas pruebas se concluye plenamente que quien grabó dicho vídeo es un efectivo policial.

2

11:21:23 a.m. Se ve a un elemento policial documentando con su móvil, en la parte trasera junto a la camioneta de policía vial, se aprecia un elemento con un arma larga a lado de la camioneta de policía vial. La corporación policial tiene las evidencias de quienes dispararon ese día, ya que, como se muestra en las imágenes, estuvieron documentando los hechos.

3
Foto Cortesía: Mismo elemento, nos lleva a deducir que la propia corporación policial tiene las evidencias de quienes dispararon ese día.

foto-cortesia
11:22:24 a.m. Se aprecia a un elemento policial señalando hacia donde se encontraba Yalid Jiménez, el policía del teléfono sigue documentando.

4

11:24:04 a.m. Se ve al policía estatal de Oaxaca, José Luis Lazo Sánchez empuñando un arma larga, a unos cuantos metros de él, en la parte baja, se ve a elementos de la gendarmería corriendo y posicionándose para disparar.

5

11:24:43 a.m. Se ve a pobladores auxiliando a los heridos, se aprecia la parte trasera del autobús que posteriormente fuera incendiado, y una ambulancia del municipio de Nochixtlán.

6
11:24:07 a.m. Se ve al elemento José Luis Lazo Sánchez sosteniendo un arma larga y una mochila al hombro mientras señala hacia el lugar donde se encontraba Yalid, a su vez se ve a un elemento de la gendarmería disparar hacía ese lugar con un arma larga.

7
11:25:16 a.m. se aprecia a Yalid Jimenéz tirado en el suelo junto a otra persona, en ese momento ya se encontraba herido de bala, intentando auxiliar a los heridos están otras dos personas,  el de playera negra trata de proteger a Yalid, su mirada se dirige hacia donde provenían los disparos..

8

11:25:23 am.  Yalid Jiménez, yace en el suelo sin  poder levantarse, las dos personas que tratan de auxiliarlos están hincadas ya que en ese momento continuaba la policía disparando hacia ese lugar.

9.
11:25:29 am. La persona de playera negra se levanta,  y hace señas para llamar la atención, esto con el fin de poder sacar a los heridos de ese lugar.

10
11:26:11 a.m. La ambulancia carga a varios heridos, entre ellos a Ancelmo Cruz Aquino.

11
11:26:41 a.m. llegan más personas a auxiliar a los heridos, entre dos tratan de cargar a Yalid Jiménez.

12
11:26: 53 a.m. Debido al peso del cuerpo, más personas se unen para auxiliar a Yalid.

13
11:27:02 a.m. Se unen más personas para cargar a Yalid, logrando sacarlo de el lugar donde fue herido.

14

Comparativa 1

imagen-comparativa-1

Comparativa 2

imagen-comparativa-2

 

 

 

 

 

 

 

Mapa 1

mapa

Mapa 2

mapa-2

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Testimonio recogido por Eliana Gilet / Somos el medio

Yalid llegó al lugar acompañado de otro miembro de su familia, de quien también se reserva la identidad como medida de protección. Su relato: “Yalid me llamó para que fuéramos a buscar a su papá, que estaba en la lucha. Como a las 10 de la mañana ya estaban los helicópteros, se pedía auxilio por todos los medios, por las radios, la Iglesia. Venía bajando del lado norte del pueblo cuando vi el despliegue. Tenía dos llamadas perdidas de Yalid en el teléfono y algunos mensajes de whatsapp. Cuando llegué a su casa, ya me esperaba en la puerta. Disculpen si dudo en el relato, es que lo que vivimos me dejó traumado”.
“Recuerdo que fuimos a la tienda en busca de coca cola, que ayuda para los gases lacrimógenos y de agua. Compramos 5 botellitas de 600. Fuimos 4 o 5 personas, entre ellas dos mujeres de la familia. Ellas se fueron al hospital que hacia el lado del Panteón y nosotros nos acercamos a donde estaba la gente en el puente. Vamos a buscar a ver a mi jefe, decía Yalid.”
Empiezan los disparos. “Al principio, todos teníamos la esperanza de que fueran balas de goma, hasta que escuchamos las ráfagas y nos dimos cuenta de que no. Había gente por todos lados, avanzaban y retrocedían.”
Yalid logró cruzar el puente hacia el lado izquierdo, como unos 50 metros. “Yo le gritaba ´¿a dónde vas chingada madre? Está muy peligroso´ pero por el ruido él no me oía, hasta que lo alancé en un momento en que se detuvieron las ráfagas de metralla”.
En el descampado del lado izquierdo del puente, mirando hacia el puente, de espaldas al pueblo, hay unas 15 o 20 personas dispersas. “Nos tiramos al suelo en la barranca de tierra que hay. ´Malditos asesinos, si viven de nuestros impuestos´, recuerdo que alguien gritaba. Vimos entonces que había un grupo de federales dispersos ahí, 4 o 5 policías, que si estaban a 150 metros de nosotros es mucho. Nos tenían en la mira y empezaron a dispararnos. A Yalid le dieron el primer balazo en la pierna. Cuando llegué a él para ayudar a jalarlo del lugar del ataque, le dieron el segundo balazo en ese momento” . Yalid Jiménez Santiago morirá con 4 balas de arma de fuego de la policía en el cuerpo.
“Él gritó, ´ya me chingaron, corre´ y recuerdo cómo se agarró el estómago y se dobló. Cuando me aparté de él, le dieron el tercer tiro en el piso”.
Otros de los vecinos que estaban en el bloqueo se acercan y logran recuperar su cuerpo que se desangra. Lo trasladan. Cuando el testigo logra comunicarse con la madre, porque las líneas de teléfono no funcionaban, le dicen que están en la funeraria.
El testigo relata cómo los taxistas del Frente Democrático Popular, del sitio Asunción de María y del sitio Bicentenario llevaron a todo el que precisara sin cobrar un peso. Mientras que “los taxis amarillos y azules, más de cien móviles, se escondieron cuando empezó la balacera”.
“En la funeraria en que estaba Yalid había 5 fallecidos y supimos que en otra había otra persona más. Más tarde ya eran ocho, eran diez. El jueves, llevábamos contando 13 personas asesinadas, incluyendo a dos de los que no se tiene identificación”.
Otro de los primeros en ser asesinado en la barranca junto al puente “La Comisión” que cruza por encima de la carretera federal y da acceso a Nochixtlán, fue Anselmo Cruz Aquino, de 33 años, originario de Tlaxiaco. Su hermano José Luis estaba junto a él cuando fue asesinado.

“El balazo le entró por la boca y le perforó el pulmón. Estaba pecho a tierra, cubriéndose de las ráfagas. En ese momento ya no era un plantón, era pura represión, porque los Federales habían avanzado y ya estaban entrando en la población. Todo mundo se dispersa, corre, se escuchan los balazos. Cuando te tiras al suelo, te das cuenta que están los francotiradores, porque los balazos vienen de lugares específicos, de lugares altos”.
Eliana Gilet / Somos el medio
http://www.somoselmedio.org/article/nochixtl%C3%A1n-la-versi%C3%B3n-de-las-v%C3%ADctimas-0

Una casa, otros mundos

Julio-agosto-septiembre del 2016.

A quien corresponda:

Asunto: Invitación a “CompArte y ConCiencias por la Humanidad”.

Sí, lo sabemos. Días y noches donde la amargura parece ser el único horizonte. Pasos arrastrados por el dolor, la rabia, la indignación; tropezando cada tanto con las impertinentes miradas del cinismo y la desilusión; la estupidez entronizada en puestos gubernamentales y encuestas; la simulación como forma de vida; la mitomanía como táctica y estrategia; la frivolidad como cultura, arte, ciencia; el escalonado desprecio hacia lo diferente (“lo malo no es que exista lo otro, sino que se muestre”); la resignación a precio de mayoreo en el mercado político (“ni modo, sólo queda optar, ya no por lo menos malo, sino por lo menos escandaloso”). Sí, difícil, cada vez más difícil. Como si la noche se alargara. Como si el día postergara su paso hasta que no, nadie, nada, vacío el camino. Como si no hubiera respiro. El monstruo acechando en todos los rincones, campos y calles.

Y a pesar de todo eso, o precisamente por todo eso, le mandamos esta invitación.

Sí, parece que no viene al caso o cosa, pero nosotras, nosotros, zapatistas, le estamos convidando a usted para que participe en los festivales CompArte y ConCiencias por la Humanidad”. Así que, en cumplimiento de las formalidades, debemos enviarle una invitación. Algo que precise un calendario y una geografía, porque usted tiene su propio camino, su paso, su compañía, su destino. Y tampoco es cosa de agregar dificultades a las que usted ya enfrenta. Así que sí, en una invitación debiera señalarse el dónde y el cuándo.

Pero ya sabe usted lo que somos. Nuestro modo, pues. Y entonces la pregunta que, pensamos, tiene que responder una invitación, no es tanto el lugar y la fecha. Sino el por qué. Tal vez por eso esta invitación no cumple con las formalidades del caso y le llega a destiempo, o después o antes. Pero eso no importa, ya verá usted.

Entonces por eso es que es muy otra esta invitación, por eso es que, como parte esencial, tiene esta pequeña historia:

UNA CASA, OTROS MUNDOS.

Más que historia, podría ser leyenda. Es decir, no hay manera de confirmar la veracidad de lo que aquí se narra. En parte porque no se precisan ni calendarios ni geografías, es decir, pudo haber sido o no en cualquier lugar y en un tiempo indefinido; y también porque el supuesto no-protagonista de esta narración está muerto, finado, fallecido, difunto. Si estuviera vivo, bastaría preguntarle si dijo lo que aquí se dice que dijo. Cierto, es muy probable que, tenaz en su andarse por las ramas, se extendería él en la descripción de ese calendario impreciso.

Así que no tenemos la fecha precisa, les quedamos a deber el calendario y sólo diremos que hará ya más de dos décadas aproximadamente. ¿La geografía? Las montañas del sureste mexicano.

Nos lo contó el Comandante Tacho, aquella madrugada en que, dentro de una champa, se describía la casa del sistema, la casa del capital, la tormenta, el arca. La champa donde nació lo que después sería el semillero. Creemos que dieron un receso para café…. o suspendieron la reunión para continuar al día siguiente… A decir verdad, no lo recordamos bien. El asunto es que nos quedamos platicando con el Tacho y es él quien nos contó lo que ahora aquí les detallamos. Claro, cierto, hay un poco de trampa porque agregamos, arreglamos y acomodamos las palabras originales de Tacho. No por mal querencia, desprecio o ganas de remendar los recuerdos rotos, sino porque ambos, quienes ahora le escribimos a usted, conocíamos más del finado y podemos reconstruir así sus palabras y sentires. Va pues:

Habla el comandante Tacho:

“No muy me acuerdo cuándo, pero fue cuando el difunto Sup no estaba todavía difunto. Estaba el Sup como de por sí, desvelándose y fumando su pipa. Sí, mordisqueada la pipa, como de por sí. Estábamos dentro de la champa de la tal vez comandancia, aunque todavía no era champa. O sea que todavía no estaba terminada. O sea que no era comandancia todavía. Tal vez iba a ser, pero no todavía. Estábamos contando chistosadas. Sí, cosas que pasan en los pueblos, en las reuniones, en los trabajos de la lucha. El Sup de por sí sólo escuchaba, en veces se reía, en veces preguntaba para saber más. Antes de conocerlo yo no entendía. Ya más después comprendí que esas historias aparecían luego en los comunicados como cuentos. “Posdatas”, les decía él, creo. Yo una vez le pregunté por qué ponía como cuento lo que de por sí había pasado. Y él me dijo “es que no lo creen, piensan que invento o que imagino, entonces lo pongo como cuento porque no están preparados para conocer la realidad”.

Bueno, pero entonces ahí estábamos. Entonces él le preguntó al Sup…

Sí, Tacho ha usado el tercer pronombre del singular: “él”. Para aclarar le preguntamos si con “él” se refería al Sup. Nos respondió molesto: “no, él lo preguntó al Sup”. No quisimos insistir porque supusimos, tal vez erróneamente, que ahí no estaba lo importante de la historia, o que era sólo una pieza de un rompecabezas aún por armar. Así que el Comandante Tacho usó la palabra “él”. No “ella”, ni “yo”, ni “nosotros”. Dijo “él” para referirse a quien interrogaba al Sup.

“Oí Sup ¿y por qué, cada que se hace una casa, preguntas si se hace por usos y costumbres o por el método científico?”

Aquí Tacho se sintió en la necesidad de aclarar:

“Cada que hacíamos una champa, el finado SupMarcos llegaba y quedaba mirando las vigas y travesaños. Y siempre preguntaba: “Ese travesaño que estás poniendo ahí, ¿lo pones porque lo necesita la casa?” Entonces yo le respondía: “Sí, porque si no se pone, pues el techo se cae luego”. “Ah bueno”, decía el Sup, “pero ¿cómo lo sabes que, si no lo pones, se cae el techo?”. Yo me le quedaba viendo porque ya sabía que ahí no estaba el asunto. No era la primera vez que preguntaba. Entonces él seguía “Sí, ¿lo pones porque lo sabes científicamente que si no lo pones se cae, o lo pones por usos y costumbres?”. Yo le decía: “por usos y costumbres, o sea que así me enseñaron. Así hacía las casas mi papá y él aprendió con mi abuelo y así hasta muy lejos”. El Sup no quedaba contento, y siempre terminaba por subirse a la viga central, cuando no tenía todavía macizos los refuerzos, y, balanceándose como si montara un caballo, preguntaba “entonces si yo me subo aquí, ¿se va a caer la viga?” Y zas, tiro por viaje que se caía. Sólo decía “¡Ay!” y ahí en el suelo sacaba su pipa, la prendía y así tendido miraba al techo, con la cabeza recostada en la viga rota en el suelo. Sí, claro que nos reíamos todos.

Entonces es por eso que él le preguntó al Sup que por qué siempre preguntaba si usos y costumbres o método científico. Porque no una vez que pasó así. Siempre que se mudaba la comandancia y me tocaba dirigir la construcción de la nueva champa, así pasaba. Llegaba el Sup, preguntaba, le respondía, no quedaba conforme, se subía a la viga, se rompía, y al suelo.

(nota: comentando entre nosotros, concluimos que el calendario aproximado de lo que relata Tacho es en los primeros meses de 1995, cuando la persecución gubernamental contra nosotros, que es cuando la comandancia se mudaba continuamente, acompañando al pueblo de Guadalupe Tepeyac en el exilio. Fin de la nota y sigue hablando Tacho):

Entonces es para que entiendan por qué él le preguntó eso al Sup. Otras veces le había yo preguntado, pero no respondía cabal. No porque no quisiera, sino porque siempre lo llamaban en el radio en ese momento, o alguien más llegaba. Entonces yo también quería saber la respuesta.

El Sup lo quitó la pipa de la boca y la puso a un lado. Estábamos sentados en el suelo, como quien dice. Hacía mucho calor, como de por sí siempre que se va a venir una lluvia fuerte. Yo entendí que va a dilatar la respuesta. Porque cuando respondía rápido, el Sup ni siquiera se quitaba la pipa. O sea que hablaba como que muerde las palabras y salen como masticadas y aboyadas.

Entonces el Sup dijo… bueno, más bien me preguntó:

“Oí Tacho, ¿cuánto mide esta champa?”

“3 por 4”, le respondí rápido porque de por sí no es primera vez que hacía.

“¿Y si fuera de 6 por 8, ¿llevaría más travesaños de refuerzo?”, me preguntó.

“De por sí”, le respondí.

“¿Y si fuera de 12 por 16?”

No respondí rápido, así que el Sup se siguió:

“¿Y si fuera de 24 por 32? ¿Y si 48 por 64? ¿Y si 96 por 128?”

Ahí sí, les digo la mera verdad, pues me reí.

“Está muy grande esa casa, no sé”, le dije.

“Correcto”, dijo él, “se hacen las casas según la experiencia propia o heredada. Usos y costumbres, pues. Cuando se tiene que hacer una casa más grande, pues se pregunta o se prueba”

Pero, digamos que nunca se ha hecho una casa de 192 por 256…

Me reí justo antes de que el Sup completara:

“… kilómetros”

“Errr, ¿y quién quiere una casa tan grande?”, le dije entre risas.

Él encendió la pipa y luego dijo: “Bueno, más fácil ¿y si la casa fuera del tamaño del mundo?”

“No, pos está cabrón. Creo que no se puede imaginar una casa así de tan grande, ni para qué”, le dije ya más serio.

Se puede. Las artes pueden imaginar esa casa, y ponerla en palabras, en sonidos, en imágenes, en figuras. Las artes imaginan lo que parece imposible y, al imaginarlo, siembran la duda, la curiosidad, la sorpresa, la admiración, o sea, lo hacen posible.

“Ah, bueno”, le dije, “pero una cosa es imaginar y otra hacer. Creo no se puede hacer una casa así de tan grande”.

“Se puede”, dijo él y dejó a un lado la pipa rota.

Porque las ciencias saben cómo. Aunque nunca se haya hecho una casa del tamaño del mundo, las ciencias pueden decir, con certeza, cómo sería una construcción así. No sé cómo se llama, pero creo tiene que ver con resistencia de materiales, geometría, matemáticas, física, geografía, biología, química y no sé cuántas madres. Pero, aunque no se tenga la experiencia de antes, o sea, sin usos y costumbres, la ciencia sí puede decir cuántas vigas, refuerzos y travesaños se necesitan para hacer una casa del tamaño del mundo. Con el conocimiento científico se puede decir qué tan profundos los cimientos, qué tan altas y largas las paredes, qué ángulo debe tener el techo si es a dos aguas, para dónde tienen que estar las ventanas, según si frío o calor, dónde las puertas y cuántas, de qué material se debe hacer cada parte, y cuántas vigas y refuerzos debe tener y en dónde.

¿Estaba ya pensando el finado en la transgresión de la ley de gravedad y todas las líneas rectas que se encadenaban a ella? ¿Imaginaba o conocía ya la subversión del quinto postulado de Euclides? No, Tacho no se lo preguntó. Y, a decir verdad, nosotros dos tampoco se lo hubiéramos preguntado. Parece difícil que, en esos días sin mañana, con las aeronaves artilladas agitando cielo y tierra, hubiera tiempo para pensar en el arte, mucho menos en la ciencia.

Habían quedado todos en silencio, recuerda Tacho. Nosotros también. Después de un momento de silencio y tabaco, siguió:

El Sup volvió a tomar su pipa y vio con pena que el tabaco se había terminado. Buscó en sus bolsillos. Se sonrío y sacó una bolsita de plástico con un poco de hebras negras. Tardó en encender la pipa, creo porque el tabaco estaba húmedo. Después siguió:

Pero no me preocupa si las artes pueden imaginar esa casa, los colores que la vestirían, sus formas, sus sonidos, dónde el día, dónde la noche, dónde la lluvia, dónde el viento, dónde la tierra.

Tampoco me preocupa si la ciencia puede resolver cómo se puede hacer realidad. De por sí puede. Tiene los conocimientos… o los va a tener.

Lo que me preocupa es que esa casa, que es un mundo, no vaya a ser igual que éste. Que la casa sea mejor, más grande todavía. Que sea tan grande que en ella quepan no uno, sino muchos mundos, todos, los que ya hay, los que todavía van a nacer.

Claro, habrá que encontrarse con quienes hacen artes y ciencias. No va a ser fácil. En principio no van a querer, no por malquerencia, sino por desconfianza. Porque tenemos mucho en contra. Porque somos lo que somos.

Quienes son artistas creen que vamos a obligar su quehacer en tema, forma y tiempo; que en su horizonte artístico sólo deberá haber machos y hembras (nunca otroas), del poderoso proletariado exhibiendo músculos y miradas luminosas en imágenes, sonidos, danzas y figuras; que ni siquiera insinúen la existencia de lo otro; que si cumplen, cantos y alabanzas, que si no cumplen, el encierro físico o el repudio. O sea que les vamos a ordenar que no imaginen.

Quienes hacen ciencias creen que les vamos a pedir que diseñen armas mecánicas, electrónicas, químicas, biológicas, interestelares, de destrucción masiva o individual; que los vamos a obligar a formar colegios para superdotados mentales donde, por supuesto, estarán los descendientes de los mandos con un ingreso asegurado aún antes de ser concebidos; que se reconocerá la filiación política y no la capacidad científica; que si cumplen, alabanzas y cantos; que si no cumplen, el repudio o el encierro físico. O sea que les vamos a ordenar que no hagan ciencia.

Y, además, como somos pueblos originarios, un@s y otr@s piensan que lo que hacen ell@s es arte y cultura, y lo que hacemos nosotros es artesanía y ritual, que lo que en ell@s es análisis y conocimiento, en nosotros es creencia y superstición. Ignoran que nosotros pintamos colores que, cientos de años después, aún desafían los calendarios, que cuando en la “civilización” todavía creían que la tierra era el centro y ombligo del universo, nosotros ya habíamos descubierto astros y números. Creen que amamos la ignorancia, que nuestro pensamiento es simple y conformista, que preferimos creer en lugar de conocer. Que nosotros no queremos el avance, sino el retroceso.

O sea que, como quien dice, ni se miran ni nos miran.

El problema entonces va a ser convencerlos de que se miren como nosotros los miramos. Que se den cuenta de que, para nosotros, son lo que son y algo más: una esperanza.

Y las esperanzas, amigos y enemigos, no se compran, no se venden, no se obligan, no se encierran, no se matan.

Se quedó callado. Yo quedé esperando para ver si él le preguntaba algo más al Sup, pero como no dijo nada, entonces yo le pregunté: “¿Y entonces qué nos toca hacer a nosotros?” El Sup suspiró nomás y dijo:

A nosotros nos toca primero saber que esa casa es posible y necesaria. Y luego, pues bueno, lo más fácil: nos toca construirla. Y para eso necesitamos el saber, el sentir, la imaginación, necesitamos las ciencias y las artes. Necesitamos otros corazones.

Ya llegará el día en que nos encontremos con quienes hacen las artes y las ciencias. Ese día les daremos un abrazo y, como bienvenida, les recibiremos con una sola pregunta: “¿Y tú qué?”

Entonces yo como quién dice que no me quedé conforme y entonces lo pregunté al Sup: “y después de que nos encontremos con esa gente, ¿qué vamos a hacer? El Sup se sonrío y dijo:

Etcétera.

-*-

Ahí termina la historia o leyenda que nos contó el comandante Tacho esa madrugada.

Y todo esto viene al caso, o cosa, según, porque queremos invitarle a usted para que venga o, de alguna forma se haga presente en esta tierra que somos.

Y es que, como quien dice, tenemos esta curiosidad que cargamos desde hace muchos calendarios, y pensamos que tal vez usted acepte la invitación y nos ayude a resolver una duda:

¿Qué se necesita para construir una casa nueva, tan grande que en ella quepan no uno sino muchos mundos?

Es todo, o no, eso depende de usted.

Desde las montañas del Sureste Mexicano.

A nombre de los niños, ancianos, mujeres y hombres zapatistas.

Subcomandante Insurgente Moisés.         Subcomandante Insurgente Galeano.

México, julio-agosto-septiembre del 2016.

IFT refrenta otorgamiento de concesión de uso social indígena a Radio Nahndi’a.

Comunicado de Prensa

•    IFT refrenda el otorgamiento de concesión de uso social indígena a la Asociación Civil Mie Nillu Mazateco para operar Radio Nahndi’a.
•    El pueblo Nashinanda’a seguirá resistiendo desde su Libre Determinación ante el despojo de tierras y territorios para desterrar toda forma colonizante a nuestra vida comunitaria.

Mazatlán Villa de Flores, Oaxaca, a 18 de agosto de 2016.
A LOS PUEBLOS Y COMUNIDADES INDÍGENAS DE MÉXICO
A LOS COLECTIVOS QUE OPERAN MEDIOS DE COMUNICACIÓN INDÍGENA
AL PUEBLO DE MÉXICO

La Asamblea Comunitaria Mazateca, a través de la Asociación Civil Mie Nillu Mazateco  integrante de la Asociación Mundial de Radios Comunitarias AMARC-MEXICO, realizó las gestiones de refrendo del permiso de operación de Radio Nhandia ante la  Comisión Federal de Telecomunicaciones (COFETEL) en el año 2010, según lo marcaba el Título de Permiso expedido por la Secretaría de Telecomunicaciones, a fines del año 2004. Tuvieron que pasar cinco años y 8 meses para que el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT),  nos otorgara, en un solo acto, el refrendo y la concesión de uso social indígena; llegar a esto, no fue nada fácil.

A mediados del mes de junio de 2006, Armando Navarrete Cornejo, funcionario, del exgobernador Ulises Ruiz, nos llamó por teléfono, indicándonos que deberíamos cambiar nuestra línea editorial, ya que no convenía a los intereses de dicha administración gubernamental y que líderes priistas de la región mazateca demandaban el cierre de la radio; el 24 de agosto de 2006, la amenaza de Armando Navarrete se materializó, cuando un grupo armando impidió que ingresáramos a las instalaciones de la emisora Nahndia ocasionando la interrupción de las transmisiones de la radio. A pesar de todo, el 24 de febrero de 2008 salimos al aire con nuevas instalaciones y equipo de trabajo.

No olvidamos el intento de negarnos el derecho de operar y administrar nuestros propios medios mediante la “ley Televisa”, publicada en el Diario Oficial de la Federación el 11 de abril de 2006. Recordamos que la Suprema Corte de Justicia de la Nación se pronunció en contra de dicha ley por haber violado los derechos de los Pueblos Indígenas de México.

Ya en el proceso de refrendo nos alcanzó la Reforma Constitucional y la aprobación de la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión; de nueva cuenta tuvimos que someternos a un trámite burocrático para que el IFT aprobara  el refrendo y la concesión de uso social indígena.

Los retos que tenemos por delante: como colectivo, no caer en la burocratización legal e institucional, la cual representa un peligro constante que nos puede alejar de nuestro quehacer en la comunicación comunitaria indígena. Como pueblo Nashinanda’a,  seguir resistiendo desde nuestra Libre Determinación ante el despojo de nuestras tierras y territorios y desterrar toda forma colonizante que lacere nuestra vida comunitaria.

Nuestro compromiso con el movimiento de comunicación indígena en México sigue siendo compartir nuestra experiencia con otros colectivos que pugnan por una comunicación indígena libre y autónoma.

Seguiremos demandando al Estado Mexicano el cabal respeto de nuestros derechos colectivos reconocidos en la Constitución Mexicana. Aunque hay un avance en la legislación sobre radiodifusión y telecomunicaciones no es suficiente, técnicamente y legalmente el Estado a través de sus instituciones nos sigue discriminando cuando otorga “baja potencia” para transmitir, nos ubica en la parte alta del espectro radioeléctrico, solicita excesivos requisitos en el trámite de una concesión; además, de no permitirnos tener patrocinios para la sostenibilidad de nuestros medios de comunicación.

RESPETUOSAMENTE
ASAMBLEA COMUNITARIA MAZATECA-

¡Nunca más un México sin nosotros!
¡No más la criminalización de los medios comunitarios e indígenas!

Responsable: Ma. Guadalupe Blanco Méndez, Directora de la Radio Nahndia
Tel. 01-2365963724
xhtfm107.9@gmail.com

EL ARTE QUE NO SE VE, NI SE ESCUCHA.

(Nota: los siguientes son los apuntes del Subcomandante Insurgente Moisés para las palabras de cierre de la participación zapatista en el CompArte, en el caracol de Oventik, el pasado de 29 de julio del 2016.  La amenaza de lluvia y la premura del tiempo, no permitieron que el compañero desarrollara más algunos puntos e hizo que dejara pendientes otros.  A continuación, se presenta la versión que originalmente sería, en su voz, nuestra palabra zapatista).

EJÉRCITO ZAPATISTA DE LIBERACIÓN NACIONAL

MÉXICO.

29 de Julio del 2016.

Artistas de México y el mundo:

Compas de la Sexta Nacional e Internacional:

Hermanas, hermanos y hermanoas:

Para nosotras, nosotros, zapatistas el arte se estudia creando muchas imaginaciones, leyendo en la mirada, estudiando en la escucha, practicando.

Poner en la práctica, o sea haciéndolo, se va llegar a ver el resultado de la ciencia y el arte de imaginación, de la creatividad.

Hay ciencia y arte que se necesitan de inmediato, de cómo imaginarlo para hacerlo.

Hay ciencia y arte que pueden ser de mediano plazo.

Y hay ciencia y arte de largo plazo que se va ir mejorando a lo largo del tiempo.

Por ejemplo: qué hacer pequeñito sobre cómo deberá ser un mundo nuevo.  Esto requiere meterse mucho muy profundo de la ciencia y el arte de imaginación, de la mirada, de la escucha y de la creatividad, paciencia, cuidado, de cómo ir construyendo y tantas otras cosas que habrá que tomar en cuenta.

Porque lo que queremos, o lo que pensamos, es un mundo nuevo, o un sistema nuevo. No copia del que ya hay o darle un agregado a lo que ya hay.

Esto es el problema que decimos, porque no hay libro, manual que nos diga cómo.  Ese libro o manual, todavía no está escrito, está todavía en los cerebros con imaginación, en los ojos listos con mirada de algo nuevo que se quiere ver, en los oídos muy atentos para captar lo nuevo que se quiere.

Requiere de mucha sabiduría e inteligencia, de buena interpretación de muchas de las palabras, pensamientos.

Así lo decimos, porque así fue y así seguirá el mejoramiento de nuestra autonomía.

Fue construido por miles de mujeres y de hombres zapatistas, con ciencia y arte, que por ahora ya se puede ver en las 5 zonas de los caracoles.

El arte que los estamos mostrando, nuestras compañeras y compañeros, crudamente nació y salió de sus mentes, ellas y ellos las decidieron de cómo las van a presentar, sobre cómo han trabajado como zapatistas y autónomos, con su resistencia y su ser rebeldes.

Todo fue una cadena de arte, el pensar qué es lo que van a presentar, si es bailable, canción, poesía, escultura, obra de teatro, cerámica. Luego las palabras, las ideas de cómo se van a hacer los movimientos, luego de donde van a sacar los gastos para sus concentraciones, de sus ensayos, porque son colectivos de pueblo, de región, de municipios y de zona.

Hubo 3 selecciones, los pueblos se reúnen en regiones, ahí la primera selección; después las regiones se reúnen como municipio autónomo para la segunda selección; y los municipios se reúnen en zona y ahí la última selección.

Les llevó meses para sus preparaciones.

Para los pueblos de miles de mujeres y hombres de zapatistas, fue un repasar lo que somos, sólo que ya de otra manera, ya no de plática o bla, bla, bla, sino con la técnica de Arte, todo los hizo que se movieran, niñ@s, jóvenas y jóvenes, padres y madres, y abuel@s.

Lo que repasaron en forma artística, de forma en arte l@s compañer@s zapatistas fue su resistencia y su rebeldía, su gobierno autónomo de la Junta de Buen Gobierno, sus MAREZ (Municipios Autónomos Rebeldes Zapatistas), sus autoridades locales (comisariadas, comisariados, agentas y agentes), su sistema de salud autónoma, su sistema de educación autónoma, sus radio emisoras autónomas, sus 7 principios del mandar obedeciendo en sus nuevo sistema de gobernar autónomo, su democracia como pueblos, su justicia, su libertad.

Su defensa de la madre tierra y su trabajar colectivo en la madre tierra. Con todo esto estará naciendo nuevas generaciones de jovenas y jóvenes, para el futuro zapatista.

Esto que les presentamos, compañeras y compañeros de la sexta nacional e internacional, hermanas y hermanos de México y del mundo, fue una partecita de l@s compañer@s que iban a participar.  Un día nos presentaremos con ustedes, pero que no va dar el tiempo, porque si nos venimos todas y todos nos va a llevar más del mes presentando, así que habrá arte y ciencia de cómo la vamos a hacer la presentación un día.  Porque la más maravillosa de las artes es el apoyo colectivo.

-*-

Compañeras y compañeros de la sexta nacional e internacional.

Hermanas y hermanos de México y del mundo.

La tormenta y la hidra del monstruo capitalista nos quieren impedir que nos veamos, pero hacemos todo un esfuerzo y ahora aquí nos estamos viéndonos.

Muchísimas artes les quieren demostrar las compañeras y compañeros de los miles de bases de apoyo del Ejército Zapatista de Liberación Nacional.

Por ahora vieron una parte y en los otros caracoles verán otras.  Porque se habían seleccionado más de 2 mil artistas, los seleccionados y más los que no pasaron, pero no es que no pasaron, sino porque no había paga para trasladarlos a miles de compañeras y compañeros artistas.

Nuestras compañeras y compañeros artistas, no es su profesión de ser artistas, sino su profesión es y se llama “Todólogo” porque son carpinteros, albañiles, tiender@s, trabajan la tierra, es locutor, locutora, miliciano, miliciana, insurgenta e insurgente, autoridad autónoma, maestr@s de la escuelita, promotor de salud o de educación, y todavía se dan tiempo de ser artistas.

Artistas de verdad en el arte de su construcción de un nuevo sistema de gobierno, la autonomía donde el gobierno obedece y el pueblo manda.

Es un arte que se puede ver, estudiar, y lo tienen en la práctica, que se puede conocer compartiendo.

Pero hacen otras artes las y los compañeros que no se conocerá, y que no se saldrá en ningún medio de comunicación.

El arte de la solidaridad, el apoyo a los pueblos que luchan.

Porque otra ciencia y arte que hacen las compañeras y compañeros bases de apoyo zapatistas, es el cómo apoyaron su lucha de resistencia del movimiento magisterial.

Esa ciencia y arte no se vio, pero fue como un arte de avispero cómo se hizo y sí se vio cómo se entregó, o sea la entrega del apoyo alimenticio, pero hubo un arte y ciencia antes de eso.

Va:

Se vio que es necesario apoyar esa lucha del magisterio que está resistiendo la hidra y tormenta capitalista, que habíamos dicho hace un año.

Luego el ver cuál apoyo vamos a dar, primero fue nuestra palabra que los apoyamos que es justa su lucha.

Luego cómo apoyar para resistir donde estaban en los bloqueos y plantones, y vimos, entendimos que es la alimentación.

Luego ver cuánto podemos y, antes de eso, qué dirán nuestras compañeras y compañeros si los apoyamos con la alimentación de lo poco que tenemos del fruto de nuestros trabajos colectivos.

Como, por ejemplo, el apoyo de alimentación se vio, la entrega, los costales y eso.  Pero lo que no se vio es la organización de la recolectada de pueblos a pueblos, la repartida de cuánto le toca a cada pueblo, el saber cuántas toneladas se va lograr juntar para saber cómo transportar.  Luego el tiempo, porque las noticias salen que el bloqueo no lo levantarán, que ya lo van a levantar el bloqueo porque van a ser desalojados, porque está causando mucho daño dicen los ricos, está esa presión porque se va a echar a perder lo que vamos a recolectar si ya no hay dónde vamos a llevar.

Se hicieron entones reuniones en todos lados para sacar acuerdo, listo, porque tod@s dijeron l@s compañer@s que es justo y necesario el apoyo que hay que dar al movimiento magisterial.

Comienzan entonces las matemáticas, cuentas decimos nosotr@s, divisiones, repartir decimos nosotr@s de cuántos nos tocan a cada zona, a MAREZ, a regiones, a pueblos.

Se empiezan a formar las comisiones de regiones para la recolección y comisión por MAREZ y de Zona.  Hubo algunas zonas que fallaron las comisiones, no fallo de malo, sino de bueno, porque reportaron de 2 toneladas la comisión y a la hora de la hora resulta que dieron los pueblos 7 toneladas más, que fue el caso de las bases de apoyo zapatista de la zona norte de Chiapas, del caracol de Roberto Barrios.  Y entonces pues el Arte para resolver el problema, porque no estaba contemplado para 9 toneladas, sólo estaba un camión de 3 toneladas.

Lo que sí es un arte es el trabajo de las compañeras, porque se les pide en cuánto tiempo van a tener listo las 100 mil tostadas, cómo se puede calcular si está en mazorca el maíz que va a ser tostada.

Pues las compañeras dijeron a tal hora de tal fecha va a estar lista.  Porque lo saben en cuántas horas se cuece el maíz, y cuantas tostadas sale de un kilo de maíz.

Y todavía las compañeras les ponen sabor a las tostadas, de frijolito, de sal, porque saben que es para apoyar a las maestras y maestros en plantón y en resistencia.

Y así lo hicieron y está cumplido, y ya no se ve porque ya está en el estómago, o hecho abono porque ya desecharon las compañeras maestras, maestros.

El trabajo colectivo, lo común, hizo que se moviera tan fácil, de una mano a otro, otros lo movieron en caballos, otros a pie y en la espalda, otros en carro.

Gracias a los trabajos colectivos de compañeras mujeres y de compañeros.

Todo fue un cálculo matemático, desde al principio y hasta el final.

Todo esto, todo es un gasto y la gran mayoría es de trabajos colectivos, pueblos, regiones, municipios autónomos y zona.  Fruto real de nuestros trabajos como pueblos organizados de mujeres y hombres.

Todo esto no se vio y no se sabrá si no les contamos, y es todo un esfuerzo que hicieron nuestras compañeras y compañeros zapatistas bases de apoyo, porque los queremos a un pueblo que luchan con resistencia.

¿Por qué lo hacemos esto?  Pues porque sabemos y entendemos cómo es resistir una lucha y cómo es mantener una lucha en resistencia.

Todo un arte de imaginación de los pueblos zapatistas por el cómo hacer el apoyo, porque el “resistir” lo han pasado 22 años las compañeras y compañeros, y eso es de mucha experiencia y de gran importancia para esa solidaridad, es la demostración de la colectividad.  Nosotras, nosotros, zapatistas, llevamos 22 años de lucha en resistencia y rebeldía en contra del capitalismo, y 22 años de un nuevo sistema de gobernarnos donde el pueblo manda y el gobierno obedece.

-*-

Hay quien piensa que debemos salir e ir a luchar por los maestros y maestras.  Si así se piensa, entonces es que no se ha entendido nada.  Porque eso quiere decir que espero que alguien venga y luche por mí.  Las zapatistas, los zapatistas, no le pedimos a nadie que viniera a luchar por nosotras, nosotros.  Cada lucha es de cada quien, y debemos apoyarnos mutuamente, pero no quitar el lugar de la lucha de cada quien.  Quien lucha tiene el derecho de decidir a dónde lleva su camino y con quién camina.  Si otros se meten, entonces ya no es apoyo, sino que es suplantar.  El apoyo es respeto y no dirección ni mando.  Así como lo hemos entendido que nadie nos va a dar de comer si no trabajamos, es igual.  Nadie nos va a liberar, sino nosotros, nosotras mismas.

Así que a organizarnos pueblos de México y del mundo, luchemos en el mundo donde vivimos para cambiarlo, como obrer@s, maestr@s, campesin@s, todas y todos los trabajadores, no esperemos que alguien vaya o llegue a luchar por nosotros.

Ya la vivimos eso, sólo llegan a tratar de manipularnos, a engañarnos, a hacernos como nos tienen ahora.

-*-

El arte, hermanas y hermanos, compañeras y compañeros es tan importante, porque es el que da una ilustración de una nueva cosa en la vida, tan diferente y que puedes comparar con lo ilustrado en la vida real, que no miente.

Es tan poderoso el arte, porque es una vida real ya en las comunidades donde ellas y ellos mandan y su gobierno obedece, gracias al arte de la imaginación y saber convertir en una nueva sociedad, en una vida común.  Demuestra que sí se puede otra forma de gobernarse, totalmente diferente, que sí es posible otra vida trabajando comúnmente en beneficio de la misma comunidad.

Aquí recuerdo al compañero finado subcomandante Insurgente Marcos, que muchas veces nos preguntaba cuando construimos una casita, allá en la selva, con el Comandante Tacho.  El finado nos preguntaba “estos travesaños, ¿saben para que sirven?, ¿me pueden explicar científicamente para qué?”, y queremos contestar, cuando lanza otra pregunta, “¿es de ciencia o es de usos y costumbres?”; y el comandante Tacho y yo nos miramos, y como él está dirigiendo la construcción el comandante le toco contestar: “pues así aprendí de mi papá, y mi papá aprendió de mi abuelo, y así” dijo el comandante Tacho.  El difunto dijo “ah, entonces es por usos y costumbres, no es por un estudio científico de la ciencia”, nos dijo el finado.  Y entonces nos explicó por qué son tan importantes las ciencias y las artes.  Y ahora lo estamos viendo.  Pero deja, ahí le voy a decirle, que nos garabatea o sea que nos escriba el finado, desde el espacio de donde se encuentra bajo tierra, y nos mande y se lo vamos a publicar los que estamos todavía aquí vivos donde él estuvo viviendo.

Así que compañeras y compañeros, hermanas y hermanos. Pensamos nosotras y nosotros las y los zapatistas, que hoy más que nuca, se necesita el ARTE, LOS PUEBLOS ORIGINARIOS Y LO CIENTIFICO, para que podamos nacer un nuevo mundo.

Así que compañeras y compañeros artistas de la sexta nacional e internacional, métanle muchas ganas al trabajo del arte.

Acompáñenos, hermanas y hermanos de México y del mundo, a soñar un arte donde el pueblo manda, para su bien y del bien del mismo pueblo.

Gracias.

Desde las montañas del Sureste Mexicano.

Subcomandante Insurgente Moisés.

México, 29 de julio del 2016.

Canción “La Capacidad de las Mujeres”.  Letra, música y coreografía del grupo zapatista, juvenil, femenino y musical “Dignidad y Resistencia”, bases de apoyo de la zona Altos de Chiapas.  Cuando se presentaron en Oventik, el día 29 en la tarde, falló el sonido y estaban un poco tristes.  Entonces el día 30, en el CIDECI, el SubMoy le pidió a los compañeros musicales, Panteón Rococó y Oscar Chávez, que hicieran el paro y les dejaran unos minutos de su tiempo (Gracias Don Óscar, gracias Panteones).  Las compañeras cumplieron con presentar lo que habían preparado por más de 5 meses.  Cuando terminaron se reportaron con el SupMoy: “Ya regresamos ya”, dijeron.  El SupMoy: “¿Cómo les fue?”.  Ellas: “Ya ganamos”.  El SupMoy no dijo nada, pero seguro quedó pensando “Total, quinientos años es un ratito nomás, creí que no me tocaría escuchar eso”. Ellas siguieron: “Un poco sufrimos porque la gente pedía otra.  Mucho gritaban “¡otra!, ¡otra!”, pero tras que no nos sabemos otra.  De por sí tardamos en hacer esta canción.  Si quieren otra tienen que esperar otros 6 meses”.  SupMoy: “¿Y qué hicieron?”  “Nos bajamos rápido y nos protegimos con los compañeros”, dijeron ellas y se fueron a la bailadera con el ska de los panteones.

Bailable: “La Danza del trabajo colectivo del Maíz”. Coreografía de bases de apoyo zapatistas de la zona Altos de Chiapas.  Ésta es la versión con la que se presentaron en la etapa de selección.  Para la participación del 29 de julio en Oventik le añadieron algunas cosas, como pudieron apreciar quienes asistieron.  Tal vez los medios compas tengan el video del 29 en Oventik.

Poesía “Cuando el Horizonte Mira el Mañana”.  Autoría de un joven base de apoyo zapatista de la zona Altos de Chiapas.  Esta versión es cuando se presentó en la etapa selectiva.  Cuando se ensayaba, se le dijo que iba a haber mucha gente, pero que no se pusiera nervioso.  “Tú mira el cuaderno y no levantes la vista”, le recomendaron.  Él dijo que no tenía miedo, pero que tenía una duda.  “¿Cuál es?”, le preguntaron.  Él dijo: “Es que no sé si se dice “poema” o “poesía”.  Entonces ahí les encargamos que resuelvan la duda.

 

Chanti Ollin denuncia embestida mediática

CHANTI OLLIN COMUNICADO

Al pueblo de México y a los pueblos del mundo que resisten y luchan.
A los medios libres, comunitarios e independientes.

En las últimas semanas, el espacio autónomo y autogestivo Chanti Ollin ha
sido objeto de un operativo mediático por parte del Excélsior. El día 30 de
junio el periódico realizó un “reportaje” en donde de manera torpe y por
demás forzada trata de vincular al espacio con grupos diversos a los que
denomina eco-extremistas, ligándonos con el grupo ITS (Individualidades
Tendiendo a lo Salvaje). El propósito del periódico es establecer
relaciones inexistentes con dicho grupo al que se le adjudica el asesinato
de un trabajador de la facultad de química en la UNAM. Claramente lo que se
busca es mediante manipulación y falsedades generar escenarios que vayan
abriendo camino a la criminalización y en nuestro caso al desalojo.

El año pasado, una semana después del desalojo del Chanti Ollin, el
periódico Milenio publicó una nota muy similar a la recién publicada por el
Excélsior. http://www.milenio.com/…/Grupos_anarcos_operan_en_Mexico-gr…. Es
sabido que son el CISEN y la SEIDO las que brindan información directa a
esos periódicos así como también se sabe de la estrategia de falsificación
de información aplicada constantemente por la prensa que trabaja con los
grupos de poder para evitar la organización de las colectividades.

A la par que el periódico Excelsior golpea intentado construir ligas
inexistentes entre el Chanti Ollin y grupos eco extremistas también se
busca meter buscapiés vía la cuestión inmobiliaria.
http://www.excelsior.com.mx/comunidad/2016/07/04/1102760.

La ciudad se encuentra en un proceso abierto de aburguesamiento o
gentrificacion, en el que se va despojando a los habitantes del centro y
sus alrededores de sus casas y predios para ir posibilitando el avance
voraz de los grandes capitales e inmobiliarias. El crecimiento de grupos
inmobiliarios como Arrendadora Mexicana se da en contubernio con los tres
niveles de gobierno, quienes les han entregado concesiones y facilidades
incluso para despojar de los espacios públicos a los habitantes de la
ciudad. La delegación Cuauhtémoc, gobernada por Ricardo Monreal es uno de
los botines más peleados por los grupos inmobiliarios. De ahí que desde
hace meses se estén dando desalojos constantes, los cuales se han dado de
formas totalmente arbitrarias e ilegales (si a estas alturas queda algo de
legitimidad en la ley), con lujo de violencia, no solo con policías
uniformados sino también con grupos de golpeadores.

El edifico recuperado por el Chanti Ollin ha sido habitado desde sus
inicios por individuos y colectivos que se han unido libremente para
experimentar la construcción de otras formas de relación social. A
diferencia de los proyectos inmobiliarios, en donde se busca la
privatización a ultranza, el Chanti Ollin es un espacio en donde se intenta
restituir lo común. A través de la creación de conocimientos y saberes,
tales como el arte, la ciencia y la espiritualidad que no obedecen a la
lógica capitalista, la cual se reproduce en sus instituciones.

Ahí donde se intenta imponer la industria médica, se va generando un saber
a partir de la medicina tradicional, ahí donde se impone la “obsolescencia
programada” nosotros apelamos a las ecotecnias o tecnologías apropiadas y
la reutilización de recursos. Ahí donde se impone el control y la industria
de los alimentos mantenemos relaciones con compañeros/campesinos, buscamos
prácticas liberadoras del trabajo asalariado a través del tequio o
intercambio justo. Parte de esa exploración esta en lo cotidiano al
transformar algunas formas de convivencia como la familia tradicional o el
uso del espacio a la manera de condominios, es decir, el Chanti Ollin no es
un edificio de departamentos individuales en el que los habitantes
defiendan el espacio como “propiedad privada” si no un territorio donde se
puedan explorar diferentes formas de colectividad.

La certeza de que es necesario transformar nuestras condiciones de vida nos
lleva a caminar junto con otros movimientos que también luchan contra las
imposiciones de la hidra capitalista. Pensando en la necesidad de
movilizarnos juntos y seguir liberando espacios convocamos a un encuentro
el próximo 17 de agosto a las 10 am en Rio Elba, esq. Melchor Ocampo #424.

Julio 2016, desde la Casa en Movimiento Chanti Ollin.

A un año del asesinato de Rubén Espinosa, la investigación con irregularidades y negligencia

Ciudad de México, 31 de julio de 2016.- Al cumplirse un año del asesinato del fotoperiodista Rubén Espinosa, Nadia Vera, Yesenia Quiroz, Alejandra Negrete y Mile Virginia, diversas organizaciones, familiares de las víctimas y artistas, señalaron que la investigación está peor que cuando empezó, ya que las autoridades han realizado su trabajo con irregularidades y negligencia.
En un comunicado emitido por organizaciones, entre ellos, FotoReporteros Mx, Colectivo Voz Alterna, Periodistas de a Pie, Artículo 19, enfatizaron las inconsistencias de la investigación que ha realizado la Procuraduría General de Justicia capitalina (PGJ).
Los manifestantes mencionaron que la procuraduría capitalina editó una versión de los videos obtenidos por las cámaras de seguridad aledañas al lugar, mismos que entregó a los medios de comunicación, pero se ha negado a mostrar los momentos previos y posteriores al multihomicidio.
En un acto político realizado afuera de la PGJ, las organizaciones, periodistas y familiares, elaboraron un letrero sobre la calle para recordar a Rubén Espinosa; además un mural en la pared. Durante el acto, responsabilizaron a Rodolfo Ríos Garza, titular de la procuraduría capitalina por el bloqueo para que se realice la investigación y, las violaciones de los derechos de las víctimas en las que ha incurrido la dependencia a su cargo.
Asimismo, exigieron a Miguel Ángel Mancera, jefe de gobierno de la Ciudad de México, «tome cartas en el asunto y considere el ejemplo de otro caso que ha sido conducido bajo la consigna de ocultar los hechos.»
Al terminar el acto político, los manifestantes se dirigieron a la calle Luz Saviñón 1909, colonia Narvarte, donde colocaron una placa con el nombre de las cinco víctimas y realizaron un acto cultural.

A LA MAESTRA, CON CARIÑO.

Julio del 2016.

A las maestras del magisterio en resistencia:

A la Sexta Nacional e Internacional:

A l@s asistentes y participantes del CompArte en todo el mundo:

Compas, hermanoas, etcéteras:

Reciban todas, todoas, todos, nuestros saludos y respetos.  Esperamos que estén bien de salud y ánimo.

Les escribimos para presentarles unos videos de otras participaciones que las bases de apoyo zapatistas habían preparado para el CompArte.

Ahora se trata de dos videos dedicados a las mujeres de abajo y a la izquierda, y en especial a las maestras que luchan.  Sale y vale:

-*-

“BAILAR UN PENSAMIENTO”

Este video que les mostramos primero es del Caracol de La Garrucha.  Es un bailable que se llama “Los Derechos de las Mujeres”.  Como casi todo acá, se preparó en colectivo tanto de hombres como mujeres, jóvenes formados en el sistema zapatista de educación autónoma.  Lo crearon, ensayaron y prepararon bases de apoyo zapatistas para el CompArte.  La explicación de la maestra de la ceremoña lo dice todo.  Si terminan ustedes repitiendo el estribillo, es normal.  Pero una cosa les decimos: cuando ustedes sean capaces de, como dice la compañera maestra de la ceremoña, “bailar un pensamiento”, entonces tal vez se replanteen eso de que las Artes son sólo de arriba, y las de abajo son “artesanías”.

El valor del bailable no está sólo en lo que van a ver y escuchar, sino en su genealogía: la zona Selva Tzeltal, cuya Junta de Buen Gobierno se asienta en La Garrucha, fue la última en incorporar mujeres a los cargos organizativos.  Y, tal como dice el bailable o coreografía o como se diga, empezaron unas cuantas (dos o tres, según recordamos).  Las demás compañeras se fueron incorporando a todos los cargos después, sí, pero no porque los hombres les dijeran, o por orden de los mandos, o por la concientización que alguna vez pretendieron imponer, cuando éramos “famosos”, diversos grupos feministas.  Fueron las propias mujeres zapatistas quienes se explicaron, se convencieron y se incorporaron.

Así que ahí está el reto: bailense un pensamiento y luego hablamos.

El video es del mes de abril del año 2016, y fue producido por “Los Tercios Compas”. Copyleft: Junta de Buen Gobierno etcétera.

/Chisme de género: un comisionado de la sección “Subterránea” de los Tercios Compas, bajó hasta donde, bajo tierra, mal descansa el finado SupMarcos y le mostró el video.  El finado sólo hizo gestos de dolor y declaró: “deja tú el baile, el verdadero problema es la realidad”.  Después, viendo cómo cada compañera que se incorpora al bailable, va aventando a los hombres hacia atrás, y toma su lugar adelante, movió la cabeza en señal de desaprobación y, antes de volver a su sueño no eterno, dijo “ya no hay valores” …/

-*-

“LAS MUSIQUERAS”

El siguiente video no está completo.  Es sólo una parte de menos de un minuto porque… porque… bueno, por problemas técnicos.  Platicando entre nosotros recordamos: en los festejos y celebraciones de antes (digamos hace más de 22 años), las mujeres sólo bailaban.  No se veían tocando ningún instrumento.  Es más, ni siquiera estaba en su imaginación que era posible que las mujeres hicieran más música que los cantos eclesiales.  Así que miren, y escuchen la historia de lucha que hay detrás de esa rola ranchera-corrido-balada-cumbia-norteña.  No está en el video, pero cuando les pedimos a las encargadas que llamaran al grupo musical para tomar el video, se dijeron entre sí “oí, búscalas a las musiqueras porque les van a tomar foto”

Si lograron bailar un pensamiento, tal vez puedan descubrir la genealogía que hay detrás de esos pasamontañas, la historia que abraza el violín como si abrazara un escudo, y que empuña la trompeta como lo que es: una espada.

La canción es de un colectivo del pueblo “OSO”, MAREZ “Lucio Cabañas”, Caracol de la zona Tzotz Choj, que incluye tzeltales, tzotziles y tojolabales, y se llama “Nuestras Demandas”.  El video es del mes de abril del 2016 y fue producido por “Los Tercios Compas”.  Copyleft o como se diga, eso.

-*-

Bueno, compas y no compas.  Pues esto fue lo de esta vez.  De repente, tal vez, es probable, quién sabe, a lo mejor, les ponemos otro día más ejemplos, con fotos y videos, de lo que iba a ser nuestra participación en el CompArte.  Y, no sabemos, a lo mejor, quién sabe, tal vez, les decimos de alguna sorpresa por venir.

Desde las montañas del Sureste Mexicano.

Subcomandante Insurgente Moisés.      Subcomandante Insurgente Galeano.

México, julio del 2016.

DEL CUADERNO DE APUNTES DEL GATO-PERRO:

Conversación captada por el sistema de satélites interestelares “Pozol´Sistems”, en el mes de julio del año 2016, en coordenadas clasificadas, pero, sí, claro se sabe que era Chiapas, México, América, Planeta Tierra en vías de extinción.  Audio defectuoso, imposible determinar si habla un hombre, una mujer, unoa otroa, o un animal, vegetal o mineral:

“Los maestros”, “los dirigentes”, “los líderes”, já.  Puro “los”.  ¿Y qué pues con las “las”?  Ahí están.  No son pocas.  No, no sé la cantidad exacta.  ¿Acaso tengo cara de estar contando?  ¿Eh?  ¿Como cuántas aproximadamente?  Si no es concurso de popularidad, mi buen.  Ustedes siempre tan de cantidades, y terminan contando likes, pulgares arriba, vistas, seguidores, suscriptores, afiliados, boletas marcadas… hasta que la realidad les pide cuentas.  Sí, pero es que me embravece su lógica de veracidad y corrección.  Si por ustedes fuera, la mierda sería precandidata y su lema sería “millones de moscas no pueden estar equivocadas”. ¿Eh?  Sí, cierto, ya es de por sí.  Pero, mire, el asunto no es lo que cuentan, sino lo que dejan de cuantificar.  Bueno, pues, digamos que, si se aplicara eso de la paridad de género al movimiento magisterial y popular, pues no se estaría cumpliendo.  Son más las ellas que los ellos.  Y si a ésas vamos, ¿por qué no cuenta usted loas elloas?, ahí están también.  ¿Eh?  Sí, popular, o sea que no sólo del magisterio.  Vaya y vea entonces, porque ustedes dicen que son vándalos, criminales, ya falta poco para que digan “terroristas”.  Ahí va a ver a la señora del mercado, a la de las tortillas, gente de pueblo pues.  Sí, gente que se parte el alma todos los días, a todas horas, para conseguir paga para mal vivir.  Sí, no sólo apoyan al magisterio, también demandan justicia, libertad, democracia, buen gobierno.  ¿Eh?  ¿Zapatistas?  No conozco, pero están en sus caracoles, si quiere vaya y pregúntenles.  Yo le hablo del bloqueo, que más que bloqueo es como un campamento popular.  ¿Qué?  ¿Le molesta la palabra?  Ah, sí, claro, su obsesión con el “populismo”.  Por cierto, oiga, qué ridículo el que fue a hacer su jefe allá con los gringos… ¿Canadá?  Es lo mismo, la geografía no altera el resultado. El que es tarugo en un lado, lo es en otro.  Ah, vaya, ¿nada contra el mero mero, el preciso, el que paga?  Bueno, de por sí yo le estoy platicando de las mujeres.  No, no del movimiento magisterial, sino de las mujeres.  Porque para ustedes sólo sirven para… ¿eh? ¿sin groserías?  ¡Voooy, que delicadito me salió!  Bueno, pues, ahí están las mujeres.  Sí, unas son maestras, otras empleadas, otras amas de casa o de cajón, porque no me diga usted que se puede llamar “casa” a esos cuartitos de cartón.  Estudiantes, sí.  ¿Profesionistas?  Bueno, tampoco paso y les pido su título, su credencial de electora o cosas así.  Yo nomás veo, miro, oigo, escucho, aprendo.  Bueno, pues, le digo de las maestras.  Ahí están.  Sí, igual las golpean, las gasean, las corretean.  Y cuántas cosas les dicen.  Y no es que me contaron, lo miré de por sí.  ¿Y viera usted que acaso se rinden?  No.  Ni se desmayan, pues, o sea que no son dejadas.  No, no son manipuladas por fuerzas diabólicas, ni son parte de un complot.  Son así, pues, normales.  Jóvenes, las de juicio, ancianas.  Sí, flacas, gordas, medias, y de todos los colores.  Son diferentes, pero se parecen, porque todas son de abajo y son mujeres.  Mire usted es que yo en lo que me fijo es en la mirada.  Y claro se ve que tienen la mirada como así, como que ya no, como que hasta aquí nomás, como que ya basta.  ¿Por qué?  No sé, pero yo creo que es porque ya saben que no están solas…

Doy fe.

Guau-Miau.

Las lecciones en Junio

Julio del 2016.

Compañeras, compañeros y compañeroas de la Sexta en México y el mundo:

Artistas de los cinco continentes:

Magisterio en resistencia:

Reciban todos, todas, todoas, el saludo que les mandamos junto con las comunidades indígenas zapatistas.  Les escribimos esta carta para platicarles de lo que miramos y escuchamos en este pasado mes de junio y para comunicarles una decisión que hemos tomado como zapatistas que somos.  Va pues:

Las lecciones de arriba.

En el mes de junio, en unas cuantas semanas, se ha impartido una verdadera cátedra que nos enseña y educa.

Se ha desnudado, una vez más, el carácter del Estado en México: en lo que se refiere a la llamada “Ley 3 de 3”, en cuanto los capitalistas les chasquearon los dedos, todos los poderes institucionales corrieron a corregir lo que no era del gusto de su amo.  No conformes con saber que mandan, los grandes señores del dinero mostraron, a quien quisiera verlo, quién decide realmente.  Desde el Ángel de la Independencia (para así burlarse de lo que representa), con trajes y corbatas de marcas exclusivas, un puñado de amos se manifestaron para así dar una clase de política moderna.  “Nosotros mandamos”, dijeron sin palabras, “no nos gusta esa ley.  No necesitamos poner muertos, ni hacer marchas, ni recibir golpes, humillaciones, cárcel.  Tampoco necesitamos manifestarnos.  Si ahora nos mostramos es sólo para recordarles a todos los políticos cuál es su lugar, a los que están en el gobierno y a los que aspiran a gobernar.  Y a la prole, bueno, sólo para que se dé cuenta de cuánto desprecio nos provoca”.  Después pasó lo que pasó: la legalidad del sistema (quienes la fabrican, quienes la ejecutan y quienes la sancionan), mostró su verdadera razón de ser: en unas cuantas horas, las “instituciones” gubernamentales se atropellaron para pedir disculpas y buscar cómo remediar el enojo de los grandes señores.  Como capataces prestos a servir a los amos, los gobiernos se postraron y maniobraron para que la ley se adecuara a los designios del sistema.  “Ni siquiera la leímos”, tartamudeaban los legisladores mientras hacían reverencias y se disculpaban servilmente.

Pero en cuanto el magisterio en resistencia, y las comunidades, movimientos, organizaciones y personas que lo apoyan, demandaron la abrogación de la reforma educativa (en realidad es sólo la plataforma para la precampaña presidencial del aspirante a madrina judicial, Aurelio Nuño), el gobierno y sus amos se dijeron dispuestos a todo (es decir a usar la fuerza) para defender “la legalidad”.  Con aire más histérico que histórico, remarcaron que la ley no se negocia.  Y lo declararon apenas unas horas después de que se humillaron frente al poder del dinero… para negociar la modificación de una ley.

No les importó insistir en la arbitraria imposición de una reforma educativa que ni siquiera han leído.  Bastaría que le dieran una lectura atenta para que se dieran cuenta que de educativa no tiene nada.  No deja de ser patético que la clase política, y medios que la acompañan, digan que defienden la institucionalidad, las leyes y la justicia, mientras se exhiben impúdicamente.

En junio la lección de arriba ha sido clara y cínica: en México el capital manda, y el gobierno obedece.

Las lecciones de abajo.

Por su lado, las maestras y los maestros agrupados en torno a la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), así como las familias y comunidades que los apoyan, han dado también clases en las calles, caminos y carreteras del México de abajo.

En unas cuantas semanas han desmontado toda la escenografía construida por la clase política, después de varios años y mucha paga, para disfrazar, bajo el nombre de “Pacto por México”, la nueva guerra de conquista que se sintetiza en las llamadas “reformas estructurales”.

El digno movimiento de resistencia magisterial ha puesto también en evidencia la profunda descomposición de las instituciones gubernamentales federales, estatales y municipales.  La corrupción, la ineficacia y la torpeza gubernamentales ya no se pueden ocultar detrás del maquillaje que, serviles, proporcionan los medios de paga y las redes sociales manipuladas con la misma impericia con la que gobiernan.

Para tratar de manipular el “mal humor” social y dirigirlo contra el magisterio democrático, gobiernos y grandes medios de comunicación de paga, montaron una impresionante (e inútil) campaña de calumnias y mentiras: los pobres no tienen gasolina, cerveza, trago, dulces y golosinas, pan de caja, y el olote molido que se vende como “harina de maíz”.  Y la culpa es de los maestros.  Pero no porque se inconformen, sino porque no son grandes propietarios.

Al menos acá en Chiapas, el supuesto desabasto de gasolina no fue sino una descarada especulación de los empresarios del ramo, que sabían que el precio subía el viernes y desde el martes empezaron a correr el rumor, en redes sociales, de la escasez.  En las gasolineras, curiosamente, sólo había el combustible llamado diesel, que es el que no subiría de precio.  Los despachadores dijeron que sí había, pero “el patrón dijo que racionáramos y luego que pusiéramos los letreros de que no hay.  Y también le metieron mano a las bombas, así que los litros no fueron litros sino menos.  Pero eso ya es de antes, aunque no haya bloqueos”.

Del mismo modo, la escasez de alimentos y productos perecederos se dio sólo en los grandes supermercados.  En los mercados populares continuaban ofreciéndose frutas, legumbres, maíz, frijol, arroz, carne, huevos, sin que se hubieran aumentado los precios.  Cierto, empezaron a escasear productos como bebidas gaseosas embotelladas, cigarros, cervezas y licores, así como lo que se conoce comúnmente como “comida chatarra”.

Los “intereses de terceros” a los que se refiere el gobierno cuando dice que son afectados, son nada más y nada menos que los intereses de las grandes empresas del capital comercial.

Mientras gobernantes, medios y redes sociales que los acompañan, se desgañitaban diciendo que el movimiento magisterial era sólo en los estados más pobres, cuyo retraso social es culpa, claro, de la CNTE, ocurrió que, en Monterrey, Nuevo León, miles de maestras y maestros tomaron, no una sino varias veces, las calles del otrora cubil del gran capital nacional, y demandaron la abrogación de la reforma educativa.

Cuando el magisterio en resistencia decidió abrir los bloqueos a autos particulares, transporte público, pipas y transporte local, pero no a los transportes de las grandes empresas, los capataces rugieron furiosos, amenazaron y exigieron que sí dejaran pasar las mercancías que alimentan al gran capital, aunque no transitara “la plebe”.

Y en los medios de paga: gran difusión a los aviones de la SEDENA, usados como camiones repartidores de Maseca (no de maíz), con los que iniciaba el vuelo la precampaña de José Antonio Meade para relevar a Aurelio Nuño como precandidato presidencial; mientras se ocultaba que otros aviones Hércules transportaban tanquetas antimotines y tropas de la policía federal a Chiapas y Oaxaca… y Guerrero… y Michoacán… y Tabasco… ¿y Nuevo León?  ¡Ah, la rebelde geografía de la rebeldía!

No.  A los de arriba no les interesan ni la educación ni los niños.  Vaya, ni siquiera les interesa la supuesta reforma educativa.  Ni el triste policía que despacha en la Secretaría de Educación Pública, ni ningun@ de l@s legislador@s que votaron la reforma, la han leído.  Y cuando los maestros les plantean que tal o cual artículo es lesivo, voltean nerviosos a ver a sus asesores y guaruras, no sólo porque no saben qué dicen esos artículos, también porque no saben qué quiere decir la palabra “lesivo”.  Lo único que les importa es colarse en la sucesión, es ver a quién le toca la candidatura presidencial en el PRI o en el resto de partidos políticos.

Pero, pese a amenazas, golpes, prisión y a la indignante matanza de Nochixtlán, Oaxaca, los maestros y maestras resisten.  Pero ya no solos.

Cuando se esperaría que, después de una amenaza, disminuyera la presencia de personas en los bloqueos y plantones, lo que ocurre es que… llegan más maestros… ¡y vecinos de barrios, colonias, poblados y comunidades!

Así, el magisterio en rebeldía y el pueblo que lo apoya, concluyeron su cátedra pública, gratuita y laica del mes de junio y nos dieron una lección más completa: en México el capital manda, y el gobierno obedece… pero el pueblo se rebela.

Lo más importante.

Cuando, como zapatistas que somos, decimos que respetamos un movimiento, quiere decir eso: que lo respetamos.  Quiere decir que no nos inmiscuimos en sus modos y tiempos, en su estructura organizativa, en sus decisiones, sus estrategias y tácticas, sus alianzas, sus decisiones.  Todo eso que corresponde valorar y decidir a quienes lo forman.

Voten o no voten, se alíen o no con partidos políticos, dialoguen o no dialoguen, negocien o no negocien, acuerden o no acuerden, sean creyentes o ateos, flacos o gordos, altos o chaparros, bonitos o feos, mestizos o indígenas.  Los apoyamos porque su lucha es justa.  Y nuestro apoyo, aunque bastante limitado, es incondicional.  Es decir, no esperamos nada a cambio.

Desafortunadamente, por nuestra esencia como EZLN, la mayoría de las veces nuestro apoyo no puede ir más allá de la palabra, y no son pocas las que debe ser en silencio.  En el caso del magisterio en resistencia, bastantes acusaciones y presiones tienen ya, como para que ahora les carguen el estar siendo “manejados” o “infiltrados” por organizaciones político-militares.

Así que sépanlo bien en todo el espectro político: todo lo que ha logrado el magisterio en resistencia, ha sido, y es, con su propio empeño, con su decisión y con su perseverancia.  Son ellas y ellos, los maestros de grupo, quienes han explicado su lucha, quienes han hablado en asambleas comunitarias, en barrios y colonias, quienes han convencido.  A diferencia de otras movilizaciones, ahora el magisterio volteó a mirar hacia abajo y hacia acá dirigió su mirada, su oído y su palabra.  Ha sido su resistencia la que ha convocado en su apoyo a voces tan distantes unas de otras.  Bueno, al menos así ha sido, y es, en Chiapas.  En lugar de calumniar o dar su nueva versión de la “teoría del complot”, los servicios de inteligencia (¡já!) gubernamental, así como medios que de ahí se nutren, deberían aprender de las lecciones de las maestras y maestros.

Nuestras limitaciones económicas (producto de nuestra rebelde resistencia, no de los bloqueos magisteriales), nos impedían, hasta ahora, mandarles a maestras y maestros, y a las comunidades que los apoyan, algo sustancial (por ejemplo, maíz y no maseca) que alivie las difíciles condiciones en las que resisten todas las guerras que hay en su contra.

Tampoco podemos hacer grandes movilizaciones, porque no tenemos subvención económica institucional, y cada movimiento, así sea mínimo o simbólico, debemos sufragarlo con nuestra muy limitada economía.

Sí, lo sabemos.  Nos pueden decir ahora la consigna de “Ese apoyo no se ve”.  Pero nosotras, nosotros, zapatistas, no queremos que se vea, ni que voten por nosotros, ni que se afilien, ni que engrosen la lista de siglas en que suelen convertirse los “frentes” y “frentotes”, ni que nos “paguen” de cualquier forma.  Tampoco exigimos o esperamos “reciprocidad”.

Nosotros, nosotras, zapatistas, sólo queremos que las maestras y maestros sientan que los respetamos, que los admiramos y que estamos atentas y atentos, tomando el apunte de las lecciones que están dando.

Pensamos que hay que seguir resistiendo.  Y hoy, en esta geografía y en este calendario, la resistencia lleva el rostro, la decisión y la dignidad del magisterio en rebeldía.

Para decirlo más claro: para nosotras, nosotros, zapatistas, lo más importante ahora, en este calendario y desde la limitada geografía en la que resistimos y luchamos, es la lucha del magisterio democrático.

La lección de los pueblos originarios.

Ojalá y se imponga el diálogo con respeto y verdad, y no como simulación que esconde los preparativos para nuevos golpes represivos.  Ojalá se dé sin las bravatas y golpes de mesa a las que es tan afecto quien cree que manda.

Ojalá y el grupo gobernante, el gran capital y medios que los acompañan y sirven, dejen de estar jugando a arrojar fósforos encendidos en la pradera que han secado con sus políticas, corrupción y mentiras.

Ojalá y los que están arriba dejen de pensar que la tormenta apagará el fuego que ellos, y nadie más, se empeñan en avivar.  Ojalá y alcanzaran a ver que la tempestad terminará por ahogarlos también a ellos y que, entonces, no habrá columnista de prensa escrita o electrónica, ni hashtag, ni red social, ni programa televisivo o radial que les sirva de salvavidas.

Ojalá, pero en nuestra experiencia es que no, que no será así.

Ya los pueblos originarios, compañeros y hermanos del Congreso Nacional Indígena, lo han puesto claramente al señalar que hablamos desde la tempestad.

“Desde la tempestad”, ésas han sido las palabras elegidas por nuestras hermanas y hermanos en el dolor, la rabia, la rebeldía y la resistencia, que se nombran en común Congreso Nacional Indígena.  Con sólo esas tres palabras, el CNI dio una lección de calendarios y geografías ignoradas por las redes sociales, los medios de paga y libres, y la intelectualidad progresista.  Nosotras, nosotros, zapatistas, sentimos que esas palabras también eran nuestras y por eso le pedimos al Congreso Nacional Indígena firmar conjuntamente.

Porque para los pueblos originarios las amenazas, las mentiras, las calumnias, los golpes, la cárcel, las desapariciones y los asesinatos, son parte de nuestra cotidianeidad desde hace años, lustros, décadas, siglos.

Porque lo que ahora padece el magisterio en resistencia, los pueblos originarios, sus barrios, naciones y tribus, lo venimos sufriendo sin que nadie, como no sea la Sexta, nos voltee a ver.

Porque desde hace tiempo, en sus campos, valles y montañas, los pueblos originarios miramos y conocimos lo que vendría para todos, para todas, para todoas.  Incluso para quien nos mira con desprecio, o como destino de la burla y la limosna (es lo mismo), o como sinónimo de la ignorancia y el retraso, incluso para quien, corto de vocabulario e imaginación, reedita la palabra “indio” como insulto.

A todas, a todos, a todoas, les decimos: si antes no lo vieron, véanlo ahora.  Al mirar o escuchar lo que hacen en contra de las maestras y maestros, piensen “sigo yo”.

Porque después de los trabajadores de la educación básica, siguen los pensionados, los del sector salud, los burócratas, los pequeños y medianos comerciantes, los transportistas, los universitarios, los de medios de comunicación, todos los trabajadores del campo y la ciudad, indígenas y no indígenas, rurales y urbanos.

Tal vez esta conclusión es a la que llegan las familias que, sin pertenecer a organizaciones, partidos o movimientos, apoyan al magisterio.  Es porque se dicen “sigo yo”, que se da el respaldo popular a los maestros.  No importa qué tanto se retuerza y gesticule Aurelio Nuño vociferando que los maestros en resistencia atentan contra esas familias, contra sus hijos.  Esas familias apoyan el movimiento magisterial.  Y seguirán haciéndolo, aunque los medios y la maquinaria de paga en las redes sociales se esfuercen, inútilmente, en hacerse eco de los pobres argumentos que mal visten la represión en marcha.

Como si la lección del abajo, sin rostro ni siglas, fuera: “Si allá arriba se agotó el tiempo, acá abajo lo que se agotó es el miedo”.

Una decisión difícil.

Es el tiempo de las maestras y maestros en resistencia.  Es necesario y urgente estar con ellas y ellos.

Durante largos meses y en condiciones extremadamente difíciles, las bases de apoyo zapatistas se prepararon, ensayaron una y otra vez, y crearon expresiones artísticas que, tal vez, sorprenderían a más de uno, una, unoa, para el festival de CompArte.

Pero nosotros, nosotras, zapatistas, pensamos que es tan importante el apoyo al magisterio, que hemos decidido…

Primero. – Suspender nuestra participación en el festival de CompArte, tanto en el caracol de Oventik, como en el CIDECI de San Cristóbal de Las Casas, Chiapas, que se celebraría entre los días 17 y 30 de julio del 2016.

Segundo. – Donar al magisterio en resistencia la paga y los alimentos que habíamos ahorrado y acumulado para nuestro traslado a Oventik y al CIDECI, para nuestra manutención durante el festival, y para el regreso a nuestras comunidades.

Tercero. – A l@s 1127 artistas de todos los rincones de México, y a l@s 318 artistas de otros países (entre los que se cuentan originarios de América, Europa, Asia, África y Oceanía) registrad@s para el CompArte les pedimos sinceramente que nos disculpen y que nos entiendan.  Sabemos que no son pocos ni los gastos ni el esfuerzo que les ha costado, además de adecuar sus agendas, para venir y compartir sus creaciones con nosotras, nosotros, zapatistas.  Esperamos que lo que ahora queda en suspenso, pueda celebrarse después.  Esperamos que comprendan que es una valoración ética la que nos ha llevado a esta decisión.  Analizamos todas y cada una de las opciones y llegamos a la conclusión, errónea o no, de que es ésta una forma de apoyar la lucha de maestr@s y comunidades.  Porque no estamos dispuestos a ser esquiroles o a disputar al magisterio un protagonismo que se ha ganado con dolor y rabia.

Les pedimos respetuosamente que, en la medida de sus posibilidades, modos y tiempos, enarbolen su arte con las maestras y maestros en resistencia, en sus actividades, plantones, marchas, mítines y donde la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación y su quehacer artístico juzguen pertinente.

Le pedimos también a loas compañeroas de la Sexta que, en la medida de sus posibilidades, en sus calendarios y geografías, creen los espacios y condiciones para que las Artes y su irreverente desafío de imaginar otros mundos, puedan celebrar la humanidad, sus dolores, sus alegrías, sus luchas.  Porque ése, y no otra cosa, es el objetivo de CompArte.

Nosotras, nosotros, zapatistas, estaremos en nuestros lugares, atentos a lo que pasa, a lo que se dice y a lo que se calla.  Seguiremos mirando con esperanza y respeto todas y cada una de las resistencias que surgen frente a la máquina depredadora.

Ahora guardaremos nuestros instrumentos musicales, nuestras pinturas, nuestros guiones teatrales y cinematográficos, nuestros trajes para los bailables, nuestra poesía, nuestras adivinanzas (sí, había un apartado para las adivinanzas), nuestras esculturas y todo lo que, pensando en ustedes, habíamos preparado para compartirles.

Guardaremos todo eso, pero, como zapatistas que somos, no descansaremos.

Desde las montañas del Sureste Mexicano.

Subcomandante Insurgente Moisés.               Subcomandante Insurgente Galeano.

México, julio del 2016.

Del cuaderno de Apuntes del Gato-Perro:

¡Vaya forma de crispar y polarizar todo un país!  ¿Quién los asesora?  ¿Los mismos que les dijeron que ganarían en las elecciones estatales, que no habría Brexit y que, ya votado, el impacto será menor, que la máquina funciona tan bien que ronronea?  ¿O los empresarios escondidos detrás de “Mexicanos Primero”?  Bueno, si esas mentes son las que les hicieron la reforma educativa, pues ahí tienen una muestra de su gran capacidad de “análisis”.  ¿Les dijeron que Oaxaca es un tipo de queso?  ¿Que Chiapas es el nombre de la finca de los Velasco, los Sabines, los Albores?  ¿Que Guerrero tiene sus límites marcados por la autopista del Sol y las zonas hoteleras?  ¿Que en Michoacán lo que hay que cuidar es la mariposa Monarca?  ¿Que en Nuevo León no pasa nada?  ¿Que Tabasco es un edén?  ¿Que los trabajadores de la Salud van a soportar callados?  ¿Que la Nación entera se va a limitar a desahogarse con hashtags ingeniosos?  Bueno, ahora resulta que están recibiendo lecciones de geografía nacional: el apellido de Oaxaca es “Indómita”; Chiapas es la cuna del EZLN, es donde el siglo XXI se adelantó, donde se anunció el fin de un mundo (el de ustedes), y es donde la cultura, las ciencias y las artes gritan lo que callan los medios de paga; Guerrero (y el país entero) se llama Ayotzinapa; en Michoacán hay un lugar que se llama Cherán y otro que se llama Ostula; y en todos los puntos cardinales hay un abajo que no se rinde, que no se vende, que no claudica.  Si no cambian la Reforma Educativa, al menos sí cambien de asesores.  Ah, y díganle a “Mexicanos Primero” que la realidad ya los evaluó: están reprobados.

Doy fe.

Grrr, meow.

Asesinan a miembro de la Brigada Nacional de Búsqueda de Desaparecidos en Veracruz

José Jesús Jiménez Gaona, integrante de la Brigada Nacional de Búsqueda de Personas Desaparecidas y del colectivo Familiares en búsqueda  María Herrera, Poza Rica, fue asesinado, el 22 de junio en Poza Rica, Veracruz, por un comando armado quienes dispararon en su contra, provocando la muerte de Jiménez Gaona y dejando herida de gravedad a su esposa Francisca Velázquez Mendoza.
Este atentado ocurre semanas después que José Jesús y Francisca formaran un grupo de familiares de personas desaparecidas de esa región para buscar a sus familiares y exigir de manera conjunta la actuación de las autoridades.
José Jesús Jiménez y Francisca Velázquez son padres de Jenny Isabel Jiménez Vázquez, desaparecida el 25 de mayo de 2011 en Poza Rica, Veracruz.
En 2015, después de una reunión que sostuvieron diferentes colectivos de familia con funcionarios de federales y estatales, y dependencias gubernamentales de derechos humanos,  Jiménez Gaona fue designado como observador de la Fiscalía estatal relacionadas con la investigación y búsqueda de personas desaparecidas en la región de Poza Rica.
A través de un comunicado, la Brigada Nacional de Búsqueda de Personas Desaparecidas y las organizaciones observadoras de la misma, exigen a la Fiscalía General de Veracruz una investigación inmediata, imparcial y rápida para esclarecer los hechos en contra de José Jesús y Francisca, relacionados con la búsqueda de su hija y de todas las personas desaparecidas en esa entidad.
Del mismo exigen a las autoridades estatales y federales implementen las medidas otorgadas por la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Veracruz para prevenir cualquier nueva agresión en contra de la vida, libertad o integridad de Francisca Vázquez Mendoza, así como, de los integrantes del colectivo Familiares en búsqueda  María Herrera, Poza Rica.